Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 04
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Limpieza

     

     

    Raro es el día que los medios de comunicación no nos informan sobre un nuevo caso de corrupción. Ahora hemos conocido la fortuna que ha amasado la familia Pujol Ferrusola, exmolt honorable. No será el último.

    Todos los partidos, incluido el PP- curioso y hasta esperpéntico, salvo CiU, han pedido la comparecencia del señor Pujol en el Parlament para que dé explicaciones y para que se abra una comisión de investigación. Otra más!.

    Por desgracia para los que creemos en la democracia, y somos muchos, la palabra política es sinónimo de corrupción cuando no debería ser así.

    Decía al inicio de este escrito, que resulta sarcástico y si me permiten hasta ofensivo que el PP se sume a esta denuncia cuando tiene a medio partido implicado en casos de corrupción y no ha tomado ni una sola medida para apartar a los políticos corruptos de sus listas.

    En el caso de CiU es lamentable, que aunque se trate del ex presidente de la Generalitat haya salido todo el partido en bloque en su defensa y se nieguen no sólo a una comisión de investigación sino a que el ex molt honorable comparezca en el Parlament a dar explicaciones. Entre unos y otros se tapan sus miserias.

    El señor Pujol no sólo está obligado a comparecer, a dar explicaciones y a ser investigado por la justicia como cualquier otro ciudadano sino también a devolver todo el dinero que ha robado.

    A pesar de todas las promesas que desde el PP y el PSOE se han hecho para que la política no sea un hervidero de corruptos no se ha hecho absolutamente nada para evitarlo.

    Palabras, palabras y más palabras.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook