Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 11
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Lo tuyo es puro teatro

    Estamos inmersos en un auténtico circo mediático, que ralla el esperpento valleinclanesco. El PSOE echa la culpa a Podemos del fracaso de las negociaciones; Podemos hace lo propio con el PSOE y dice que los socialistas no han querido el acuerdo; Ciudadanos responsabiliza al PP por no mover ficha y acusa a Rajoy de inmovilista y el PP abronca a los socialistas por negarse a negociar un gobierno de coalición. Todos enzarzados en discusiones bizantinas. ¿Y quién paga el pato de todo este desaguisado?: Los ciudadanos.

    Con este panorama y estos mimbres,  el cineasta valenciano Luis García Berlanga tendría un filón para hacer una gran película coral, como ya hiciera en su famosa trilogía sobre la familia Leguineche con la Escopeta Nacional, Patrimonio Nacional y Nacional 3.

    La pregunta que me hago y que se harán muchos de ustedes, con razón, es por qué han tenido que pasar casi 4 meses desde que se celebraron las elecciones para estar exactamente igual que al principio. Sin Gobierno. Si todo esto se sabía de antemano  y el acuerdo era imposible, y todo ha sido una escenificación de cara a la galería, para qué todo este postureo?. Nos podríamos haber ahorrado muchos bochornos, sobre todo, de cara al exterior, donde hemos dado una imagen penosa, con una clase política incapaz de ponerse de acuerdo en lo fundamental, sobre todo, en un momento especialmente delicado, cuando en muchos países de Europa funcionan y muy bien, por cierto, las grandes coaliciones con gobiernos conservadores y socialdemócratas. Pero para que eso se pueda dar hacen falta dos cosas: voluntad política y unos dirigentes que estén a la altura de las circunstancias y ni una cosa ni otra se cumplen.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook