Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 04
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los etarras de Hipercor ya están en la calle

    Me acaba de llamar un familiar mío para decirme que en la cárcel de Villena hay un montón de cámaras de televisión y de periodistas concentrados alrededor de la prisión Alicante II de Villena esperando la salida del etarra 'Santi Potros'.

    La Audiencia Nacional ha decretado su libertad, en contra del criterio de la fiscalía, amparándose en una normativa europea, que permite descontarse las penas a las que fueron condenados en Francia.

    No les basta con decirnos lo que tenemos que gastar en pensiones o sanidad, también quieren imponernos la ley penitenciaria.

    El que fuera responsable del aparato militar de la banda terrorista ETA durante los años más sanguinarios de la organización terrorista fue el que ordenó, entre otros muchos,  el atentado de Hipercor en el que murieron 21 personas y dejó medio centenar de heridos. También es el responsable del atentado cometido en la madrileña Plaza de la República  Dominicana, donde murieron 12 guardias civiles.

    Santi Potros fue condenado a más de 3.000 años de cárcel. De los que debe haber cumplido a lo sumo una veintena. Calculen ustedes mismos qué barato le ha salido cada asesinato que ha cometido.

    Las penas por delito de terrorismo deberían cumplirse en su integridad. Si el Código Penal establece un máximo de 30 años, que se cumplan de verdad. La cadena perpetua revisable que tanto prometió el anterior Ministro  de Justicia, Ruiz Gallardón, ha quedado como todas las promesas que hizo el PP antes de ganar las elecciones en papel mojado.

    A mí, personalmente, y me imagino que a muchos ciudadanos de buena fe, una noticia como esta sólo nos produce desesperación y angustia, además, de una gran impotencia y un profundo cabreo. Me imagino que los que han sufrido la violencia etarra en sus propias carnes se sentirán mucho peor que yo en estos momentos. Razones no les faltan.

    No hay justificación posible para excarcelar a unos individuos como estos, que, además, osan en invocar los Derechos Humanos. Ellos que, precisamente, los han pisoteado y ultrajado a su santa gana.

    Hemos visto con indignación cómo salían de la cárcel, tras la derogación de la doctrina Parot, sin haber pedido perdón a los familiares de las víctimas por tanto sufrimiento causado y sin el más mínimo atisbo de arrepentimiento. Pero no sólo eso es que, además, salen convencidos que lo que hicieron tenía una justificación política para conseguir la independencia del pueblo vasco y se vanaglorian de ello.

    Y, por desgracia, aquel objetivo, 'político', que ha dejado casi un millar de muertos está más cerca que nunca de conseguirse.

    El Estado de Derecho y sin injerencias de otros países, debería tener la última palabra ante semejante despropósito.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook