Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 30
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mano dura contra la corrupción y los corruptos: tolerancia cero

    No basta con pedir disculpas como ha hecho el señor Rajoy en el Parlamento en referencia a los casos de corrupción que se ciernen sobre su partido. Tampoco el y 'tú más' que le espetó al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en alusión a los ERE en Andalucía.

    Aunque a ambos mandatarios se les pueden exigir mayores esfuerzos y más medidas, que no se limiten únicamente a la expulsión de sus militantes o a retirar los "honoris causa" a quien nunca fue merecedor de ello.

    Falta , en todo caso,  una mayor contundencia por parte de los poderes del Estado para evitar que se repitan nuevos casos de corrupción porque la gente ha dejado de confiar en los políticos y eso es tanto como dejar de confiar en la democracia.

    La negativa del grupo Popular a que Mariano Rajoy comparezca en un pleno sobre la corrupción a petición del resto de grupos parlamentarios no hace sino entorpecer cualquier atisbo de salida y enroscarse en un tema que más tarde que temprano le va a costar un montón de votos en las próximas elecciones generales. Y es que ni su propio partido aprueban el silencio, la autocomplacencia y la falta de mano dura y rigor del señor Rajoy para atajar la corrupción. Ni está ni se le espera como dijo alguien.

    La única salida airosa que le queda al presidente del Gobierno para recobrar su credibilidad es disolver las cortes y convocar elecciones anticipadas porque el hedor que produce el ambiente de corrupción generalizada es ya absolutamente irrespirable y eso sólo conduce a la aparición y al auge de los populismos y a los salvadores de patria. Y de eso, por degracia,ya tenemos ejemplos no demasido lejanos, que ojalá no vuelvan a repetirse nunca.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook