Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 26
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Manuel Olaechea, ex gerente de bodega Los Pinos

     "Bebo zumo de naranja por la mañana y vino valenciano por la tarde"

    Su apuesta clara por la agricultura ecológica y por la conducción en espaldera cuando aquí nadie la conocía, le granjeó muchas críticas de bodegueros y agricultores, que veían en él un visionario. El tiempo le ha dado la razón a este gentleman de la enología, que cambió su Perú natal por Fontanars. Aunque ha llovido mucho desde entonces, 25 años, Manuel Olaechea nunca he renunciado a sus orígenes peruanos y cuando habla de su país lo hace desde la nostalgia.

    Su físico se asemeja más al de un galán de cine que al de un viticultor, sin embargo, Olaechea lleva el vino en la sangre, sin olvidar, sus otras dos grandes pasiones: el bridge y los jaguar clásicos.

     

                                                Manuel Olaechea, ex gerente de bodega Los Pinos

    1.- ¿Qué le atrajo de Fontanars para quedarse aquí 25 años?

    Yo buscaba un lugar que tuviera un microclima apropiado para la vid, en donde tuviera un viñedo con una bodega ya registrados y una buena casa para vivir e iniciar la elaboración de vino de la agricultura ecológica

    La idea fue invertir un capital suizo en el mercado Europeo y después de buscar por varios países como Francia, Portugal y España, me decanté finalmente por Fontanares.

    2.- Usted fue gerente de la Bodega Los Pinos hasta que la vendieron. ¿Qué recuerda de aquella época?

    Fue el inicio de la transformación de los viñedos, de reemplazar antiguas variedades y de arriesgarse en nuevos sistemas de plantación, cuyos resultados en los vinos mejoraban sustancialmente la calidad y su forma de trabajo.

    3.- ¿En qué ha cambiado Fontanars en estos últimos 25 años desde el punto de vista enológico y también social?

    Principalmente, las variedades han sido sustituidas, gracias a unos planes de subvenciones y los sistemas de conducción de los viñedos, adaptándonos a la vida moderna

    4.- Cuando usted llegó a España nadie conocía la fermentación maloláctica. Sin embargo, hoy casi todas las bodegas trabajan con esta técnica en el proceso de vinificación ....

    Se consideraba un error la maloláctica, que consiste en dejar que el propio mosto transforme los ácidos málicos ( o ácido de la manzana) en ácido láctico, que es mucho más suave. La razón para impedir esta segunda fermentación era el clima valenciano y su calor, que hacía que las variedades existentes tuvieran poca acidez.

    5.- Sin embargo, hay quien sostiene que para los vinos jóvenes no es necesario y sólo con la fermentación alcohólica es suficiente.

    Este argumento muy extendido es un gran error porque el vino no está terminado organolépticamente y como resultado es un vino ácido y duro.

    6.- También fue usted pionero implantando la espaldera cuando aquí se desconocía este tipo de formación y lo habitual era la viña en vaso. El tiempo le ha dado la razón. Hoy los agricultores se apresuran para reconvertir y transformar sus campos y mejorar la rentabilidad. Por qué es mejor la espaldera que el vaso?

    La razón es solo mecánica, ya que la mano de obra disminuía progresivamente y la recolección a máquina es muy necesaria para poder cosechar grandes campos. Además, que al recurrir a variedades en la que el grano de la uva era muy pequeña, casi como una pimienta, en vaso era imposible. O sea, si se mejoraban las variedades de los viñedos, también tenía que adaptarse su mecanización.

    7.- El agua no es un hándicap?

    El agua es un hándicap muy fuerte para nosotros porque al no poder regar por los sistemas nuevos como el goteo, nuestros rendimientos de Kg/ ha son muy bajos al depender de las lluvias y nuestro régimen hídrico es muy bajo. En contrapartida, los veranos cálidos y la falta de agua crean un estrés muy propicio para poder elaborar grandes vinos.

    8- El otro día leía en la prensa el salto cualitativo que ha experimentado Perú desde el punto de vista gastronómico. ¿También ocurre lo mismo con los vinos?

    En los vinos se ha producido un retroceso debido a un gobierno que confiscó las tierras, perdiéndose así todo interés en las plantaciones. Hoy en día se sigue elaborando muy buenos vinos como las marcas Tacama, Tabernero Vista Alegre y otras gracias al tesón de los peruanos y sus agricultores que han podido continuar en este sector.

    9.- Usted trajo a Fontanars al gran enólogo Vincent Petruchi ¿Que aprendió de él?

    Al llegar a Fontanares en el año 1990, se me acercó un grupo de agricultores de la región para preguntarme cuál era mi idea de transformación. En lugar de arriesgar el cuello y que me ahorcaran al frente de la iglesia, si mis indicaciones salían erróneas, les propuse crear una asociación de agricultores y pedir la opinión de expertos en vides. Yo traía del Perú las recomendaciones del famoso Enólogo Emilie Peynaud, que visitó Argentina y Perú por los años 50. Peynaud en el Perú recomendó variedades que producían más acidez que las autóctonas, muy necesarias por el clima cálido. El Profesor Petruchi recomendó otras variedades, pero con el mismo concepto de mayor acidez. Yo creo que más bien, reafirmó  el camino que había iniciado en un lugar magnífico para la viticultura y enología.

    10.- Usted participó también activamente en la constitución de la Bodega Torrevellisca. ¿ Por qué cree que fracasó aquel proyecto?

    La formación de la bodega de Torrevellisca nació de la Asociación de Agricultores que forme al llegar a Fontanares como le he comentado anteriormente. Su mala visión y las rencillas internas entre los participantes la hicieron fracasar. 

    11.- Ahora que están tan de moda las guías de vino, sobre todo, de vinos económicos. ¿Dígame cuáles son sus preferencias?

    En los vinos hay muchos factores que hacen los vinos diferentes. Dejando aparte los climas, el vino monovarietal (una sola variedad) en mi opinión es inferior al vino de ensamblaje de variedades. La razón es lo que aportan cada variedad y la pericia del enólogo.

    12.- ¿Cuál es el último de los que ha probado que más le ha sorprendido?

    Un vino que elaboro con viñas de Fontanares que se llama Capazul.

    13.- ¿Qué no soporta en un vino?

    Los vinos con olor y sabor a madera vieja.

    14.-¿ Comprar vino en un supermercado es un pecado?

    En absoluto ,pero no son vinos exclusivos.

    15.- El otro día en el blog de El Comidista que dirige Mikel López Iturriaga hicieron una prueba a ciegas con un vino a granel. Lo dieron a probar a varios expertos y el resultado fue sorprendente. Acertó el que a priori menos sabía de vinos. ¿No cree que hay mucha tontería en el mundo del vino?

    Existe mucho boato en el vino, pero un vino en rama puede, aunque no esté acabado, tener un muy agradable paladar.

     16.- Usted ha sido un firme defensor de las variedades autóctonas y del vino ecológico. Hay alguna bodega de la zona que está elaborando vinos con este tipo de variedades como la Forcallá, la Monastrell o la Bonicaire. Qué se podría hacer para recuperarlas y que al agricultor no le cueste dinero de su bolsillo?

    Como ya he explicado anteriormente, mi idea siempre fue el introducir variedades mejorantes para ensamblarlas con las autóctonas. Monastrell con Cabernet Sauvignon. La primera es muy suave y poco ácida y la segunda muy dura y ácida, que requiere tiempo para amansarla. Éste ensamblaje es muy agradable y así muchos más.

    Qué hacer para recuperarlas sin que cueste dinero es la pregunta del millón.

     17.- Hay una creciente demanda hacia el vino ecológico. Está cambiando la tendencia?

    La agricultura ecológica es la tendencia natural y a la cual nosotros y éstas regiones son fantásticas para poder llevar un cultivo sano sin aplicaciones de sistémicos ni nada. Es la suerte de nuestra región y por eso me he quedado aquí bebiendo zumo de naranja  por la mañana y vino valenciano por la tarde.

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook