Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 13
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    ¡Ni una muerte más!


    Una nueva muerte por violencia doméstica se ha registrado en Valencia. La cuarta en lo que llevamos de año. Suma y sigue a una espiral que parece no tener fin.
    El año 2014 se cerró con un trágico balance de 59 mujeres asesinadas por sus parejas. Se da la circunstancia, de que la mayoría de estas mujeres víctimas de malos tratos no había denunciado previamente a su agresor, de ahí la importancia de denunciar ante cualquier atisbo de maltrato, ya sea físico, verbal o psicológico.
    Las campañas de sensibilización que desde distintos organismos se hacen para concienciar a las mujeres sobre la importancia de denunciar amenazas, agresiones o cualquier otro tipo de violencia de género son muy importantes y necesarias.
    Pero, igualmente, importante y necesario es dotar de más medios a la justicia para que no se demoren los juicios, hacer efectivas las órdenes de alejamiento que impone el juez o proteger a las víctimas de los maltratadores.
    Si bien, la gran asignatura pendiente sigue siendo la educación desde los colegios en favor de la igualdad y la tolerancia.
    Un informe reciente sobre adolescencia y juventud de la FAD revela que los estereotipos sexistas permanecen inalterables entre las nuevas generaciones. Cerca de un 25% de los chicos encuestados entre 12 y 24 años justifica expresiones del tipo " cuando una mujer es agredida por su marido, algo habrá hecho ella para provocarlo", lo que propicia un caldo de cultivo perfecto para la violencia de género. Estamos potenciando en este sentido futuros maltratadores.
    Por otro lado, si echamos un vistazo a las terribles estadísticas que se publican, observamos como un gran número de mujeres que han sufrido malos tratos a manos de sus ex parejas, casi la mitad de ellas, retira la denuncia antes de comenzar el juicio por miedo a las represalias.
    Por tanto, al margen de las campañas de comunicación, la clave para acabar con esta lacra social que es la violencia machista está en más educación, inculcando desde las aulas principios y valores basados en la tolerancia y el respeto.
    Porque la violencia de género se previene y se combate desde la escuela.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook