Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 01
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Oídos sordos

    CiU y ERC a las que se han unido otras plataformas nacionalistas, ya han dicho y firmado un preacuerdo del que se ha desmarcado Unió Democrática y otras fuerzas políticas que habían apoyado el plan soberanista como IU e Iniciativa per Catalunya, que si ganan las elecciones del próximo 27 de septiembre, declararán la independencia, dando carácter plebiscitario a estos comicios y echándole la culpa a Rajoy, que por lo visto es el nuevo ZP.
    Les da igual lo que diga la Constitución o los Tribunales de Justicia. Incluso, Europa. Ellos, los nacionalistas, siguen empecinados en separarse de España porque creen que así les van a ir mejor las cosas en el futuro, a pesar de que ya les han dicho por activa y por pasiva que no van a aceptar la secesión de un territorio y, que, por tanto, se quedarán fuera del euro y de la Unión Monetaria. Con todas las consecuencias que ello supondría para la economía catalana y también para la española. A pesar de ello, siguen reclamando la independencia.
    Poco o nada les importan las consecuencias.
    Fracasado ese simulacro de pseudoreferéndum o de consulta que montaron en el mes de noviembre para contentar a su electorado, sin ningunas garantías y que, además, no fue secundado de forma mayoritaria, ahora van más allá, declarando de forma unilateral la independencia, siguiendo a pies juntillas el guión de ERC. Que es quien más tajada está sacando del asunto soberanista, que ha pasado de ser una fuerza minoritaria y residual hace tan sólo unos años a ser el primer partido en intención de voto, mientras CiU pierde respaldo popular a marchas forzadas.
    Rajoy ha sido tajante en este sentido al afirmar que "ningún gobierno de España va a autorizar la ruptura de la soberanía nacional". Y en esa misma línea se ha manifestado igualmente el PSOE, partidario de una reforma de la Constitución y de la vía federal.
    Los nacionalistas no creen en la solidaridad interterritorial, que ha permitido que CCAA más pobres como Extremadura o Aragón hayan podido crecer, gracias, precisamente, a esa solidaridad, que permite que haya menos desigualdades y un reparto más equitativo de la riqueza, de tal manera que las comunidades más ricas como Madrid, País Vasco o Catalunya contribuyan más a las arcas del Estado, que las que menos recursos tienen. Esto ha permitido entre otras cosas hacer de España un país próspero.
    El camino ahora iniciado por CiU y ERC sólo les aboca al precipicio. El problema es que van a arrastrar a mucha gente con ellos.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook