Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 31
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Otra salvajada perpetrada, presumiblemente, por un cazador

     

     

    Este mismo periódico en la edición de hoy domingo informaba de las heridas producidas a un gato, que finalmente tuvo que ser sacrificado. Al parecer, las heridas fueron producidas por disparos de escopeta,. El animal tenía 16 perdigones incrustados en su cuerpo.

    Todo parece indicar, aunque se están investigando los hechos, que el autor de la salvajada es un cazador, que disparó y no de manera fortuita al animal .

    Los hechos han ocurrido al lado de un coto de caza en Sagunto.

    No es el primer caso de maltrato animal registrado en esta localidad valenciana. Por desgracia, también en otras y no siempre por cazadores.

    Hace unos días colgaron en el Facebook unas imágenes, en las cuales se podía ver a dos vándalos porque no tienen otro nombre con varias docenas de gatos colgados al hombro, como si se tratara de una percha de caza. A alguno de ellos, ya muertos, les abrían la boca para enseñar los caninos, como si de un trofeo de caza se tratara.

    Sobre este particular y como cazador, quisiera manifestar mi más enérgica repulsa hacia estos casos de maltrato animal, que se repiten con demasiada frecuencia.

    No es la primera vez ni será la última que denuncio estos hechos, que me parecen de una gravedad absoluta y que merecen igualmente un castigo ejemplar, no sólo económico sino también penal, con penas de cárcel, algo que ya contempla nuestro ordenamiento jurídico.

    Estos individuos, que se dedican a maltratar animales y a jalearlo en las redes sociales no son cazadores ni representan al colectivo de cazadores. Son unos energúmenos. Unos salvajes. Unos desaprensivos. Unos hijos de puta. Cualquier calificativo me parece pequeño para definirlos, pero en ningún caso son cazadores.

    Algunos me acusaran por el hecho de ser cazador de infligir igualmente maltrato a los animales.

    No entraré en este terreno para no aburrirles, pero les puedo asegurar que amo a los animales como el que más.

    Quienes me conocen lo saben.

     

    Creo, al menos, esa es mi convicción y no pretendo que ustedes cambien de opinión respecto a la caza, pero no me considero un maltratador, aunque muchos nos quieran colgar esa pérfida etiqueta.

    Lo que rechazo frontalmente como la mayoría de los cazadores es el maltrato animal en cualesquiera de las formas.

    Es obligación de los cazadores como de cualquier ciudadano denunciar estos hechos y ponerlos en conocimiento de la Guardia Civil.

    Por nuestra parte y en lo que a mí respecta lo hacemos.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook