Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 13
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Pero, y qué pasa con los preferentistas?

    El juez Andreu ha impuesto una fianza de 800 millones d euros a la antigua cúpula de Bankia por la fraudulenta salida a Bolsa de la entidad financiera.
    La reacción de los mercados no se ha hecho esperar y la acción se revalorizaba nada más conocerse la noticia un 5,5% hasta los 1,234 euros por acción.
    Los que compraron acciones de Bankia podrán recuperar parte de aquella inversión. El Estado va a asumir el coste de la mayor estafa bancaria aportando más de 370 millones de euros, algo más del 60% de las indemnizaciones. El resto le corresponderá aportarlo a Bankia, que ya ha anunciado que recurrirán.
    Pero, ¿qué va a ocurrir con los cientos de miles de preferentistas, que depositaron los ahorros de toda su vida en productos como preferentes o subordinadas y fueron engañados?.
    Los que no se acogieron al arbitraje, sólo les queda la vía penal, con el consiguiente desembolso económico, que ello conlleva de abogados, procuradores, etcétera.
    Muchos renuncian antes de embarcarse en un proceso judicial largo y costoso, que en el mejor de los casos tardará un par de años hasta que haya sentencia firme.
    Los inversores y particulares que compraron acciones de Bankia, presidida en aquel momento por Rodrigo Rato, ex director gerente del FMI y alma mater del milagro económico español en la época de Aznar, van a recibir las indemnizaciones correspondientes a su inversión.
    No así, los que invirtieron en productos, muy recomendables en aquel momento por su bajo riesgo y atractiva liquidez (así lo aseguraban) como preferentes o acciones subordinadas.
    Se da la circunstancia, de que muchos ahorradores, que invirtieron en acciones subordinadas y no compraron acciones de Bankia en la OPV, pese a la insistencia del director de turno, como es mi caso, sin embargo, sí que les (nos) adjudicaron acciones y una quita del 10%.
    En este caso, sólo había dos fórmulas a las que poder acudir: el arbitraje, si eras persona física, porque sí eras persona jurídica, o sea empresa, no podías acogerte a este procedimiento y la vía penal.
    Entiendo, que el Estado debería asumir las indemnizaciones de todos los afectados.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook