Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 01
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Robos en Fontanars

    En los últimos días se han producido una serie de robos en varias fincas y casas de campo de Fontanars dels Alforins. Se trata al parecer de las mismas personas. Los autores de los hurtos son cuatro hombres de origen rumano o búlgaro. Un testigo los vio, pero se dieron a la fuga tras forcejear con él.

    Hasta en tres ocasiones y en días consecutivos han sustraído el cable de la línea telefónica para vender después el cobre robado.
    La alerta saltó hace una par de semanas cuando un vecino de la zona, propietario de un hotel rural, alertó a la Guardia Civil tras saltar la alarma de su vivienda y ver que las cámaras de seguridad apuntaban en otra dirección, pues habían sido desplazadas con un palo o algo similar para evitar ser vistos.
    La Guardia Civil que esa noche se encontraba de patrulla por la zona se personó en la vivienda a los pocos minutos, sin poder efectuar ninguna detención. Los asaltantes salieron huyendo en dirección hacia una casa colindante, cruzando la viña, aprovechando la claridad de la luna. Tiempo que aprovecharon los ladrones para abrir los coches que en ese momento se encontraban en la finca. Llevándose algunos objetos de su interior.
    Quien suscribe estas líneas también ha sido objeto de robo. Hecho que he puesto inmediatamente en conocimiento de la Guardia Civil, tras la correspondiente denuncia.
    Forzaron una de las puertas de acceso a la finca y entraron con una furgoneta hasta la misma entrada. Una vez allí penetraron en el interior de la vivienda tras romper varias ventanas.
    La Guardia Civil ha tomado fotografías y muestras de las huellas del vehículo, así como de las pisadas, que se encontraron en el lugar de los hechos.
    En mi caso, sustrajeron material de construcción de la vivienda que estoy reformando. Se llevaron dos radiales, un martillo percutor, herramientas, una alargadera y una batería. Material para reventar puertas y ventanas y seguir cometiendo delitos.
    Tuvieron, además, la serenidad suficiente de aposentarse en uno de los recovecos de la casa para pelar los varios cientos de metros de cableado telefónico que habían sustraído. Tarea en la que debieron emplear un par de horas. Los desperdicios, los abandonaron en el jardín como si de un vertedero se tratara. Aún pueden verse los cientos de trozos de goma que todavía hay desperdigados por la pinada.
    La Guardia Civil ha puesto en marcha varios controles para detener a los autores de estos robos que están sembrando la intranquilidad entre los vecinos de Fontanars dels Alforins.
    La crisis y la permisividad de las leyes- los detienen y al poco tiempo están de nuevo en la calle sin ningún cargo- hacen que este tipo de delitos aumenten y dejen al ciudadano indefenso.
    Todos ustedes recordaran el caso del yerno de Ferri que mató a dos de los asaltantes que entraron en su chalé de Canals, tras amordazar a los caseros  y tuvo que enfrentarse a cuatro años de juicio hasta que finalmente fue absuelto, tras entender el juez que actuó en legítima defensa.
    A su abogado le costó defender ante el Tribunal que su cliente temió por su vida y la de su familia cuando doce personas irrumpieron en su vivienda armados con pistolas y navajas.
    La inseguridad es tal, que algunos vecinos, también quien suscribe estas líneas, se están planteando la posibilidad de contratar seguridad privada para evitar los robos nocturnos.
    Algunas fincas ya cuentan con este tipo de servicios.
    También el Ayuntamiento de Fontanars contrató durante un tiempo a una persona para que patrullara por las noches y el número de hurtos bajó considerablemente.
    Los recortes no sólo afectan a la educación o la sanidad. También a la seguridad. Menos controles policiales, menos guardias civiles patrullando por las noches y menos policía en las calles se traduce en más inseguridad para todos.  
    No se trata de vivir en un estado policial, pero sí de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos.
    Me consta que hay cuarteles que no tienen presupuesto para llenar los depósitos de gasolina y cuentan con una flota obsoleta de vehículos.
    Reducen efectivos, no amplían plantillas, cuentan con medios antediluvianos … Y luego nos contarán que el número de delitos se ha reducido. Ya!.
     
     
     
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook