Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 27
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un político con altura de miras

     

     

    Alfredo Pérez Rubalcaba dice adiós a la política tras 21 años dedicados a ella y más de cuatro décadas como militante socialista. Con sombras, pero también con muchas luces, el que fuera ministro del interior y hombre fuerte en los gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero ha decidido retirarse de la política y volver a la docencia como profesor de química.

    A Rubalcaba se le podrán reprochar muchas cosas, pero no cabe duda que su paso por los diferentes puestos que ha ocupado en la política no ha dejado indiferentes a nadie.

    Me imagino que en su decisión final habrá pesado mucho los malos resultados obtenidos por el PSOE tanto en las generales de 2011 cómo en las últimas elecciones al Parlamento Europeo.

    De Rubalcaba me quedo con su denodada e incansable lucha contra el terrorismo de ETA en su etapa como ministro y con su capacidad para aunar criterios en un partido profundamente dividido en cuestiones como el soberanismo en Cataluña y el referéndum de independencia o recientemente en la Ley de abdicación del rey Juan Carlos, donde a pesar de las diferentes corrientes ideológicas que hay en el PSOE, tanto a favor de una monarquía parlamentaria como de una República, supo ser consecuente con el proyecto constitucionalista que siempre ha defendido el PSOE. Y eso le honra. Más allá de sus errores.

    No creo que con el cambio en la secretaría general , el PSOE vuelva a los resultados de mayorías absolutas cosechados por Felipe González ni creo tampoco que los nombres que se barajan para sustituir a Rubalcaba al frente del partido sean la panacea.

    Más que un cambio de nombres, en el PSOE hace falta un debate en profundidad, pero de ideas y no de personas.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook