Blog 
Ecosistemes
RSS - Blog de Maria Josep Picó Garcés

El autor

Blog Ecosistemes - Maria Josep Picó Garcés

Maria Josep Picó Garcés

Periodista ambiental i científica. @mariajpico

Sobre este blog de Sociedad

Converses sobre medi ambient, sostenibilitat, salut i ciència. Reflexions de la vida urbana i la natura, dels ecosistemes ecològic, social, comunicatiu, econòmic... Imatge: Barranc de la Pegunta, al Parc Natural del Penyagolosa. Foto: Sergio Montagud.


@mariajpico

Archivo

  • 20
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La mariposa esfinge colibrí, a 80 aleteos por segundo

    A estas alturas del año y con las primeras caídas térmicas del otoño, se pueden contemplar pocas mariposas en jardines y montes. Sin embargo, una de las excepciones -como nos consulta desde Valencia Joaquín Cañada- es la mariposa esfinge colibrí (Macroglossum stellatarum) porque esta especie, habitual de toda Europa y norte de África, hiberna en estado adulto, a diferencia de otros lepidópteros, que lo hacen como huevo, larva o crisálida.

    En nuestro territorio, por su clima templado, junto con el sur de la península Ibérica y las zonas del continente africano, es donde la esfinge colibrí se observa hasta fechas más tardías. De hecho, también aquí aparece a principios de primavera, antes que en lugares más fríos. Esta mariposa pertenece al grupo de las falenas o polillas, es decir, es nocturna, aunque vuela durante el día. La podemos distinguir porque es de color gris oscuro, con las alas posteriores de color amarillo anaranjado y un cuerpo voluminoso.

    Este insecto, que se asemeja en vuelo a un colibrí, se puede desplazar en todas las direcciones y con mucha precisión. Además, suele libar –captar el néctar con su espiritrompa extendida- sobre las flores de un modo muy característico: queda detenida en el aire gracias a su capacidad para aletear aceleradamente, unas 80 veces por segundo.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook