Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 06
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ACIERTOS EN TIEMPOS DE CRISIS

     Algo en asuntos económicos se está haciendo bien por Ontinyent, cuando en plena debacle de la economía española, entes y actividades que afloran en este ámbito, empiezan a ser objeto de análisis, espejo donde mirarse o ejemplo a seguir.

    Acontece que el nuevo tiempo azuza el ingenio, pese a que los efectos del tsunami textil han sido devastadores por estos  lares, a lo que cabe sumar el peor gobierno autonómico en el asunto económico, volcado durante mas de tres quinquenios a promocionar castillos en el aire. Para colmo de los empresarios valldalbaidins, el Consell del popular E. Zaplana les birló, para el timo de la estampita de Terra Mítica, 5000 millones de pesetas de final de los 90, cuando no les inducía a invertir y descapitalizarse, caso de la empresa Colortex. La cual, hace una década, empleaba a mas de 500 trabajadores y hoy, tras sumar un ERE tras otro, tiene su suerte echada.

    Así, frente a tanto desacierto, errores, corrupción, etc., aún sobrevive, mientras se agiganta su buena reputación a nivel nacional, dícese de Caixa Ontinyent. Valga como ejemplo elocuente, el que sucedía el pasado domingo, cuando muchos oyentes de la Ser, en su programa nacional “A vivir que son dos días”, oían la voz de Vicente Ortiz, secretario general de Caixa Ontinyent, como representante de una ejemplar banca ética, en el transcurso de un debate con reputados tertulianos, caso de Ada Colau, acerca  de si “abusaron Cajas y Bancos de la confianza que tenían en ellos los ciudadanos”. Donde la reivindicación de la esencia que dio origen a las cajas, la cercanía a sus gentes, la obra social o la prudencia, fueron algunos de los pilares, expuestos por Ortiz, que explican la supervivencia y la creciente confianza clientelar que está experimentando la entidad, en muchas de sus oficinas. Esta referencia como modelo a seguir, se suma a recientes hitos donde se ha tomado a Caixa Ontinyent como prototipo. Al ser ensalzada como paradigma de  la pervivencia de las propiedades fundacionales de las cajas. Cuando nacieron para atender a las personas, erigiéndose a modo de hospitales económicos domésticos, frente a los bancos voraces. Así se transmitía  en el  programa de la Sexta “Salvados” de Jordi Évole, en TV1 y en otros. En la Caixa de les Comarques no regalan televisiones de plasma, ni otros anzuelos bancarios envenenados. Por eso una asociación de defensa de los clientes, ADICAE, esta semana, en su 25 aniversario, le otorgará, en el contexto de sus premios anuales, el "Cerdito Rebelde", destinado a reconocer a las persones, entidades y instituciones que destacan por su aportación “a la defensa de los derechos de los consumidores o por actuaciones a favor de estos”. Caso del premio, en la categoría de “colaboración institucional” (concedido este año ex aequo a Caixa Ontinyent y Caixa Pollença).

    Pero Ontinyent también era noticia por su singularidad económica en la televisión autonómica, Canal 9 o TVE1, con la «campaña de los paraguas», en la calle comercial de Martínez Valls, con un variado programa de actividades que se prolongará hasta final de junio. La cual mientras es aplaudida por los comerciantes afectados.

    También el colectivo de panaderos ontinyentins, para hacer frente a irrupción de un agresivo comercio y a una competencia desleal, conscientes de que nadie da duros a cuatro pesetas, como se decía en el siglo pasado, organizaron la “Festa del pa”, con ánimo divulgativo, acerca de hacer llegar a los ontinyentins las virtudes del pan artesanal y tradicional. Simultáneamente tenia lugar, en el  recinto ferial, el mercado mensual dominical, que registraba una gran afluencia, lo que demuestra el acierto de esta iniciativa comercial.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook