Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 04
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    Albaida epicentro de atención

    Sin duda esta ha sido la semana de Albaida. Empezó el lunes con la “Declaració d’Albaida”, un pronunciamiento unilateral que realizaba en dicha población la cúpula de Compromís y para este sábado está anunciada la actuación en directo del sin par Macaco. Eso si, con permiso del Dios de la lluvia. En el tema político, y como reconocían desde la antedicha formación política, y al igual que aconteció con la “alianza de capitales” promulgada por los alcaldables socialistas, esta pasada primavera, toca que impere, si se quiere avanzar en el proyecto, el alcanzar acuerdos, que no prevalezca ni lo tuyo ni lo mío. El asunto, para que vaya viento en popa y a toda vela, deberá impregnárselo de un gran consenso. Y en esa coyuntura deberán estar en el ajo todos los representantes posibles, no solo los que han dado un paso adelante, como acontece con los socialistas y Compromís. Que los programas de unos y otros serán una base, resulta obvio. Pero si se quiere avanzar, nunca dichas proclamas podrán ser el texto obligado que permita activar la idea. La palabra clave, por tanto, va a ser consenso. Después, sin personalismos ni egoísmos, con la mirada puesta en el bien común de las gentes que habitan las Comarques Centrals Valencianes, tejer el proyecto, siempre al mínimo coste posible y con transparencia, para evitar la diabólica creación de pesebres y plazas laborales “pret-a-porter”. Porque la idea, se la llame Consorcio o Perico de los palotes, es lúcida, y si se la hace eficaz, con patas para que ande, miel sobre hojuelas. Especialmente para un territorio que le sobran los corsés decimonónicos que implantó el provincialismo.

    Lo que es de desear es que no se enfríen los ánimos y el proyecto de las CCV figure como prioridad en las agendas políticas y de gobierno de los representantes salidos el 24M. Que los pueblos pequeño estén directamente representados, o indirectamente, mediante las mancomunidades comarcales, que las urgencias se prioricen, que las administraciones auto nómicas se impliquen y demás asuntos serán, o no, realidad si hay propósito clarividente y no “postureo” y gestos jactanciosos para la foto.

    El acto en Albaida, organizado por Compromís, y con la presencia de su plana mayor, corresponde ser un paso más. El resto debe ser camino que, evocando a Machado,  se haga al andar, orillando pavoneos e intentos de “tirar-se la terra al seu bancalet”, digo del político, como es público y notorio en esta suerte de contiendas.

    EL BUEN ALICIENTE DEL CAFÈ TEATRE. El anuncio, del que se hacía eco este diario, de la consolidación del Circuit Cafè Teatre, en Ontinyent, es como un granito de arena plausible, que aún está por ver si servirá para que, con la suma de muchos, tengamos la montaña comercial con la que se añora pero, que hoy por hoy, no se ve en Ontinyent, o si, por el contrario, será como una gota de agua en el mar.

    ¿Y todo esto quién lo paga?, porque es de creer que, emulando a Xavi Castillo,  la  razón no tenga que ver con su generosa muletilla “açò ho pague jo”, en referencia a algún capitán moro. Porque si se paga de las  arcas públicas, y en aras de la manida transparencia, deberán hacer constar hasta el último céntimo gastado. A no ser que el gobierno ontinyentí tenga a su disposición a una suerte de mecenas de la jaez mentada. Porque en ese caso sí que estaría exento de dar explicaciones públicas sobre lo gastado. Pero como no parece ser el caso, cabe preguntarse ¿Por qué no lo dicen?. A mayor abundancia,  en el caso de la campaña del café-teatro, ¿qué criterios se han seguido o primado para que unos locales hayan sido agraciados con la propina y otros no? No es nada personal, es a favor de la transparencia del dinero público. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook