Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 31
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    BALANCE ANUAL NADA INOCENTE

     En estas  horas de balances anuales, a la hora de compendiar acerca de lo acontecido en la Vall d’Albaida, y por rango en su capitalidad, Ontinyent, dos temas han acaparado la atención informativa. En primer lugar las dos citas electorales, en mayo, con los comicios municipales y autonómicos, que depararon, a contracorriente, la caída de gobiernos ineficaces y prepotentes, como los de Albaida y Ontinyent. Mientras en noviembre, sucumbían de nuevo los socialistas, en beneficio del PP. Los resultados electorales de esta comarca, a la postre, eran homologables a los del resto del país.

    Ha sido un año de acentuados matices políticos en Ontinyent. Los primeros meses, estuvieron marcados por una in disimulada pre campaña electoral,  donde la ex alcaldesa, Lina Insa del PP, abusó, hasta el paroxismo, de su mayoría absoluta y del dominio que ejercía sobre la mayor parte de medios de comunicación del entorno. Destacando, en marzo, la afrenta arrogante que perpetró contra la inteligencia de la ciudadanía ontinyentina, mediante el paripé de presentar, por segunda vez y a bombo y platillo, la maqueta de un hospital cuyo encefalograma ya era plano, en   el que ofició de maestro de ceremonias, el desacreditado, imputado, y como se está viendo estos días, en el llamado “juicio de los trajes”, el trolero F. Camps. Nuevo hospital que  ahora ve ratificada su  defunción en los presupuestos de la Generalitat de 2012, según la voluntad expresa del gobierno autonómico del PP. Como muy bien se ha encargado de recordar, en los pasados días, la socialista Rebeca Torró. Con todo esta vez la ciudadanía si que le pasó factura a Insa. Transmitiéndole la ingrata tarea de administrar los recortes a un gobierno en minoría, liderado por el PSOE y secundado por Compromís.

    El otro gran tema ha sido la economía, en su mas amplia acepción, que siguiendo gráficas del argot, esta se ilustra con una curva descendente. Obviamente y aunque sea puntualmente, cabe citar picos ascendentes, como es la estabilización, “si mes no”, del sector artesanal, o las buenas perspectivas exportadoras que se apuntan respecto a las pocas empresas que han sobrevivido al paso del tsunami textil, en cuya coyuntura la equiparación del euro, respecto al dólar, está animando las expectativas textileras. Algunos movimientos formativos impulsados desde Coeval, o los últimos pasos firmes, dados por la Universidad en Ontinyent, también han sido motivos que han abundado en unas ciertas buenas esperanzas. Todo lo cual no ha sido obstáculo para que el censo de parados, con algunos vaivenes, no haya dejado de crecer.

    No obstante, siguiendo con el campo económico, la situación que se ha dado, de forma excepcional, ha sido la de situar a Caixa Ontinyent como la única caja de obediencia valenciana, tras las convulsiones experimentadas por el sistema financiero español. Lo que propiciará que, junto a la balear de Pollença, seguirá operando “como caja de ahorros en sentido estricto”, tal y como se ha apuntado informativamente.

    Los comicios de mayo depararon, a nivel comarcal, que el organismo que la representa, la Mancomunitat de Municipis, estuviera políticamente mas igualada que nunca, en sus mas de dos décadas de andadura. Hasta el punto que el popular Filiberto Tortosa renovó la presidencia por los pelos, y debido a una jugada política rocambolesca, cuyos frutos aún están por ver. Es un cuatrienio incierto en el que se ha dilucidar el “to be or not to be”, del programa estrella del ente, “el Pla de Minimització” de los residuos sólidos.  Máxime cuando su presidente, para lograr asentarlo, tendrá que enfrentarse al presidente provincial del PP y de la diputación (lugar de donde recibe su soldada mensual F. Tortosa), o sea el también alcalde de Xàtiva, Alfonso Rus, quién como es bien sabido, tiene depositadas todas sus complacencias en el Consorcio supra comarcal.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook