Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 02
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    BALANCE DEL "GLAMOUR" ONTINYENTÍ EN FIESTAS

     Hay que convenir que las fiestas de moros y cristianos de Ontinyent, que en la gris tarde-noche del lunes dispararon la carcasa final, se han saldado con la inaudita proyección que reflejan ilustres visitantes como los Ministros L. Pajin y A. Gabilondo, o el presidente de la Generalitat, A. Fabra, secundado por la consellera L. Johnson,, amén del director de Turespaña, A. Bernabé, para hacer entrega del titulo de fiesta de Interés Turístico Nacional. Máxime  cuando han tenido poco mas de un mes para alumbrar tal gestación el equipo de gobierno que preside Jorge Rodríguez.

    Pero con todo, y   pese a que desde el gobierno municipal se jacte de “unas fiestas históricas””, lo cierto es que la vorágine de la situación no esta para recreaciones que puedan dilapidar un segundo, ante las urgencias que acucian a Ontinyent.

    Así, a partir de las mismas fiestas agosteñas, cabe apuntar y poner en solfa, hábitos que, después de mas de 30 años de democracia municipal, y siguiendo el precepto constitucional de la laicidad del Estado, se dan de bruces con las imágenes del nacional-catolicismo franquista, perpetuado magistralmente por el cineasta Luis G. Berlanga.

    Tal como han rubricado con su presencia la mayoría (hubo excepciones) de ediles municipales, con su alcalde al frente, asistiendo en un denodado esprint a procesiones, misas o, siguiendo la agenda marcada por su deslegitimada antecesora, asistiendo a cenas de 500 comensales,  en escenario de película de Alex de la Iglesia, y participando en la ya popular vanidad excelsa de los capitanes, el éxito del bufón Xavi Castillo: “açò ho pague jo” (unos 30.000 euros, “si mes no”, costó la chulada), cuya representación institucional, aquí y ahora, con la que está cayendo, cabe calificar de imprudente.

    En la hora del balance festivo final servicios como la limpieza, la tarea de la policía local y otros de dependencia Consistorial, han respondido a las exigencias. Otro cantar son los imprevisibles, y por tanto difíciles de atajar, excesos protagonizados por algunos festeros del espacio público, al grito de “la calle es mía”.

    Oportunamente también incumbe preguntar, a quienes cortan el bacalao, ¿para que han servido, económicamente, tan ilustres visitas durante las fiestas ontinyentinas, mas allá de situarlas en el mapa informativo?. A priori, el comercio, cerrado viernes y lunes, o la hosteleria, no ofrecen síntomas de haber hecho su agosto durante las fiestas. Debido, entre otras razones, a debatir, a la excluyente idiosincrasia que caracteriza la organización de las comparsas, mientras el edificio Titánic, la Societat de Festers, que debería actuar de dinamizador, anda desnortado, con síntomas de haber perdido, su junta directiva, el “oremus”. La cual puso la guinda con su desorientada elección del pregonero de las fiestas de este año, un paniaguado del PP, que sangra al famélico Canal 9, con su chanchullo programa televisivo, rodando por las fiestas valencianas y elevado a un rango que ilustra la agonía de una junta ayuna de ideas, pero sobrada de ego.   

    Pasados los fastos cabe engancharse ahora a las palabras del presidente A. Fabra, al alcalde ontinyentí: “sempre treballarem amb tots els ajuntaments...”. Pero sin olvidar las del ministro A. Gabilondo: “les festes d'Ontinyent són un reflex de la pluralitat i l‘encontre de cultures que tenim al nostre país", que suenan a deberes para el nuevo curso.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook