Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 20
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    CONFLICTOS

    Resulta hasta estimulante, por la capacidad intrínseca de superación que entraña, y que evidencia que la ontinyentina es una sociedad viva, el comunicado de les “escoletes” de Ontinyent, en el que piden “participar en el plan de aulas de 2 años”. Notificado recientemente por el gobierno de la Generalitat, y del que se hacía eco este diario. Donde plasman sus discrepancias. Todo correcto y legítimo hasta ahí. Incluso cuando, tras anunciarse la medida educativa, esgrimen que ha sido “sin consenso” y “con imposición”.  Lo que no pueden hacer, de ningún modo formal, es para defender sus derechos, demonizar a los responsables de la Conselleria, por tomar decisiones plausibles, comparándolos, “a caixes destemplades”, con el peor ministro de educación de la democracia, I. Wert, como ellos bien saben, a la hora de defender sus posiciones.

    En el fondo de la cuestión lo que subyace es un conflicto de derechos, entre el colectivo de docentes afectados y los padres del alumnado infantil a la gratuidad educativa de sus hijos desde el inicio.

    Inequívocamente el difícil arte de gobernar entraña mucha pericia y equilibrio, con el fin de impartir justicia y dejar el minino de descontentos o agraviados por el camino. Y los anuncios tan gratificantes, para unos, que el conseller de educación, V. Marzá, realizaba en su reciente visita a Ontinyent, y que afecta a las escuelas infantiles de la ciudad, eran recibidos como una bomba de relojería por las privadas.

    Las razones que esgrimen en su reivindicación son cabales, y no solo afectan a su “modus vivendi” o laboral, como suele ser normal en estos asuntos, sino que rompen una lanza a favor y en socorro de “la educación de los niños de 2 años”.

    Armonizar su constatada tarea con las medidas de la Conselleria d’Educació, respecto a implantar aulas de 2 años en las escuelas públicas, empezando por una aula piloto en el CEIP Bonavista y otra en el CEIP Vicent Gironés, es un reto y una buena prueba, con marchamo democrático para ambos contendientes.

    Si “la idea de la gratuidad del primer ciclo de infantil nos gusta mucho”, como espetan desde “les escoletes”, a la Conselleria se lo ponen en bandeja de plata para zurcir el descosido ocasionado, a partir de un objetivo común. El asunto estará en tener “corretja” y saber pulir una resolutiva letra pequeña que no arañe a las partes en conflicto. Las pretensiones de “les escoletes” se resumían así: “ganes de dialogar i arribar a bon port”.

    Evidentemente esta contestación representa un sarpullido a la satisfacción con la que era saludada, la semana pasada, la cuestionada noticia, cuando desde el gobierno de Jorge Rodríguez informó acerca de una segunda aula de la Conselleria para niños de 2 años.

    UN NUEVO SERVICIO CON “TRESILLAT”. Que los conflictos vecinales son tan antiguos como las ciudades, resulta una verdad de Perogrullo. En cambio no hay tantos antecedentes en que, de cara a primar la concordia vecinal, un gobierno municipal, para el caso el de Ontinyent, tome cartas en esa suerte de asuntos, con el objetivo de tender puentes entre las personas, evitando el paso por los tribunales, que a menudo se resuelven dejando cicatrices difícil de cicatrizar. Por ello, y a priori, la puesta en marcha de un Servei de Mediació Veïnal, anunciado por el gobierno municipal ontinyentí, con el claro objetivo de “evitar procesos judiciales entre los vecinos”. Por lo cual compete sentenciar que resulta comercialmente loable, al trascender como “Bueno, Bonito y Barato”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook