Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 23
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CRISIS...DE VALORES

     Se cuenta, con rigor de verosimilitud, que tras los comicios municipales de mayo, cuyo resultado le quitó la mayoría absoluta en Ontinyent al PP, y por tanto la posibilidad de gobernar la ciudad, a tenor de su exultante prepotencia, respecto al resto de fuerzas políticas, como su lideresa se acercó a un grupo de funcionarios municipales, espetándoles, con esos gestos teatrales que la definen, que iba a reconquistar la alcaldía, emulando el episodio histórico de Don Pelayo. Al margen de dejar pasmados a dichos trabajadores del consistorio, la ex alcaldesa, Lina Insa, lo que hacía era retratarse ante una forma caduca y perversa de entender la democracia real.

    Otro cantar, pero sin los ribetes bélicos de una reconquista, es la necesaria recuperación de las esencias democráticas, con el sonido de fondo de la música del 15M, ahondando en su praxis y en su pedagogía social. Que es, en definitiva, el cometido que nos toca ahora, tras el mapa monocolor que se ha implantado en España, a raíz del 20N. Sobre todo porque es imposible que el PP apueste por la regeneración democrática, cuyo modelo esta avalado por imputados, corruptos y despreciadores de los valores democráticos. Como puede verse en la mayoría de municipios vall d’albaidins, imitando al refranero en aquello de “en un corral de conills, el que fan els pares, fan els fills”.

    Y cabe empezar la recuperación, no con artimañas caducas y del pasado, donde prima el interés egocéntrico, en detrimento del público, como las que esgrime la desnortada exalcaldesa ontinyentina. Tocan pautas nuevas igualitarias y de transparencia.

    Por tanto, a la vista de los previsibles resultados electorales del pasado domingo, ya sea a nivel ontinyentí, de País Valencia o del territorio español, según había pronosticado el desactivador oráculo de las encuestas, no cabe lugar a sorpresas. Como máximo matices como que en Ontinyent M. Rajoy obtiene mas votos que la local L. Insa o que el batle, J. Rodríguez, superó a su jefe, A. P. Rubalcaba, con creces. Mientras que el PP en Albaida, a diferencia de mayo, si que arrasó. Todo al fin “pecata minuta”. En el ámbito  vall d’albaidí, tras el 20N, no cabe esperar “milagros”, ni varitas mágicas reparadoras, como, a modo de aviso para navegante, ya ha anunciado el ganador del plebiscito, Mariano Rajoy, como queriéndose curar en salud. Y, por ende, la eficiencia, sujeta al mando a distancia, de las directrices europeas, está por ver, en medio del desanimo generalizado.

    La difícil crisis económica se está transformando en crisis de la política, tal y como pontifican desde diversos foros de opinión, y esta en crisis democrática. Los eruditos y lumbreras económicos no acaban de acertar en el diagnóstico y menos en el tratamiento.

    Es aleccionador evocar, en lontananza, como los males económicos se llevaron por delante a la ex alcaldesa ontinyentina en los comicios de mayo. Para su desdicha, en junio de 2008, el entonces cabeza de la oposición, J. Rodríguez, en un comunicado ya le auguraba de que mal iba a morir en el cargo cuando decía: “la falta de inversiones del Consell “impide” mejorar la situación económica de Ontinyent”. Pues según concretaba, “desde el equipo de gobierno (PP) no se observa que exista el más mínimo interés en reclamar del Consell que deje de discriminar a Ontinyent”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook