Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 04
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    CRUDO INVIERNO POLÍTICO Y SOCIAL

    CRUDO INVIERNO POLÍTICO Y SOCIAL

    La furiosa lluvia que se desató el pasado lunes en muchos municipios de la Vall, caía como una premonición de lo que está por venir. Y no cabe referirse a los movimientos sísmicos que provocaran las elecciones catalanas o las nacionales, en lo que queda de año, que también, sino a los grandes temas pendientes que arrecian por estos lares.

    Es un tiempo de retos y de esperanzas. El batle ontinyentí, Jorge Rodríguez, que en un “tres i no res” ya ha dado muestras de que, para cualquier mandatario del nuevo gobierno de la Generalitat, sus deseos son órdenes, digo de J. R., como han evidenciado sus reuniones de trabajo con los consellers, Mª. J. Salvador, R. Climent y M. Oltra.

    A nivel de Ontinyent, donde ha logrado salirse de las quinielas, en los pasados comicios municipales, ahora empieza la hora de la verdad, es decir “ara va de bo”. La de demostrar que el exitoso “Ontinyent ens unix” era, y va a ser, algo más que el eslogan de los que proclamaban “totsambJorge”.

    El programa electoral, era más de titulares que de letra menuda. Caso del “gobierno abierto y transparente”. De la “política para las personas” lo fácil es decirlo, llevarlo a la práctica requiere sensibilidad, voluntad o medios, y aunar con brillantez esos requisitos no resulta una tarea fácil en las distancias cortas.

    Un tema preñado de optimismo y de ilusiones es la realización  de “plan estratégico Ciutat 2015-2025”, del cual ya dieron un primer paso, que por el asueto agosteño, ha quedado en expectativas, a la espera que se le pongan ruedas en las próximas semanas.  Si al final logran que tomen cuerpo los apéndices, el del “programa de modernización de los polígonos industriales” y el “plan de marketing de la ciudad”, pues mejor que mejor. Aunque lo de vender la ciudad, se entiende que turísticamente, no va a ser tarea sencilla, por no decir que imposible, ya que, hoy por hoy, los atractivos ontinyentins que seduzcan al insaciable turista son más bien de pocos vuelos.

    Otro desafío que deberán acometer los de Rodríguez es el de seguir elevando el listón de lo concerniente a la “Smart city”, una apuesta loable y con claros visos de futuro.

    El amplio lecho del rio, ninguneado tradicionalmente  por los urbanistas y técnicos que, a lo largo del tiempo, han diseñado Ontinyent, es otra asignatura pendiente que, con la fuerza del “Units pel riu”, deberán solventar con propuestas, actuaciones y consensos que resulten dignas de crédito. Amén de rediseñar con miras de futuro las emblemáticas plazas de la ciudad de la Concepción y Mayor.

    Después del creciente  cuatrienio anterior, en materia educativa, en este los pulsos de superación no deberían ser pocos. Para saldar el estropicio cometido por el ex diputado del PP, Máximo Caturla, al birlarle a Ontinyent la EOI, el gobierno de Rodríguez se enfrenta a otro desafío, al tener que librar una reivindicación, con toda clase de avales.

    En la Vall, el nuevo presidente de la Mancomunitat, Vicent Gomar, ya ha empezado a hacer notar su mejor cara, la de gestor, poniendo firmes a todos los alcaldes, para  que paguen al día y sin remilgos el servicio de basura. Uno de los estandartes del organismo comarcal que, en los próximos meses, deberá ser noticia final, si se cumplen voluntades y promesas. Digo la de la implantación del Pla de Minimirzació, cuyo tramo definitivo estuvo torpedeado por toda suerte de maniobras oscuras, a cargo del anterior gobierno en la Generalitat del PP. Ahora empiezan a soplar nuevos aires, y el Pla valldalbaidí empieza a recobrar prestigio, el que en el momento de su parto se presuponía iba a alcanzar. Es un tema comarcal en el que J. Rodríguez y V. Gomar se juegan mucha autoridad.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook