Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 11
    Agosto
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    Cuando el enemigo público se llama PP

     Cuando el enemigo público se llama PP

    Dos noticias recientes, de alcance, más allá del ámbito comarcal, o sea autonómico, han acontecido a primeros de julio, y que la inmediatez diaria no nos debería dejar  pasarlas por alto. La primera, y como certeramente escribía el periodista catalán Enric Juliana, en relación al Corredor Mediterráneo: “La obsesión centralista de Aznar acaba de ser derrotada en Valencia”. De la segunda se hacía eco esta edición de Levante EMV: “El Ayuntamiento de Ontinyent no ha de devolver el dinero de la prima a la energía solar”. La enfatización de Juliana al destacar el triunfo de una batalla, que por efecto dominó puede derivar en la victoria de una guerra, la que libran las autonomías contra un estado centralista, radial y que le hace ascos al diálogo y el consenso. Una ideología, la radial, que ha devenido en uno de los mayores males que acechan al actual estado español. Por tanto cabe felicitarse, porqué los valencianos “están consiguiendo generar una arrolladora mayoría social favorable al corredor mediterráneo. Comparten un objetivo que no les divide”. Una opinión que se producía tras, por parte del Ministerio de Fomento, haber “dado su brazo a torcer y comprometerse a la construcción de una plataforma segregada de ancho vía europeo entre Valencia y Castellón”. Lo que significa “la descongestión de unos de los tramos más críticos del corredor mediterráneo”. A la par rectifica al obsesivo mapa radial del alto aznarato. Un legado desastroso, compilado a pie de obra por ese maestro irrepetible que fue Manuel Vázquez Montalbán, en su gran obra póstuma “La Azanaridad. Por el imperio hacia Dios o por Dios hacía el imperio”. Y es que entre las muescas políticas que figuran en el revólver de Aznar destaca, con fecha de 2002, el borrado del corredor mediterráneo del mapa. Al parecer distorsionaba su visión de una España radial. No importaban las exportaciones de la Ford a Europa, y menos las industriales de la Vall d’Albaida o l’Alcoià.

    Dicha infraestructura acaba de recibir adhesiones notorias, como la que protagonizaron recientemente los titulares de las alcaldías de Barcelona y València, A. Colau y J. Ribó. Fue mediante la firma de  un manifiesto, que reclama a Fomento que priorice las obras del Corredor Mediterráneo. Pero dicho gesto precisa que mancomunidades de municipios y capitales de comarca, caso del de Ontinyent, callados hasta la fecha, pese a lo que se juegan industriales y particulares, también hagan oír su voz, todos a una, aprobando y enviándole a Fomento manifiestos de esa índole.

    Pero dicha voz debería ir, asimismo, acompañada de una complementaria y justa reivindicación, tras más de   40 años de peajes, en los que valencianos y catalanes han amortizado, con creces, la AP-7, cuya concesión finaliza en 2919. Ya que la necesidad de que pase a ser un servicio público, sigue pendiente de los tejemanejes del gobierno de Rajoy.  Y si tenemos en cuenta que desde el año 2012, los dos accionistas mayoritarios son la Caixa y, sobre todo, Florentino Pérez. Habrá que ponerse a temblar de lo que pueda salir del “palco del Bernabéu”, un día de  estos.

    Otro asunto sobre  el que también hay mucha tela que cortar, y un referente que se empieza a enderezar de tanta torcedura PP, afecta al necesario desarrollo de las energías renovables. Ya que “El Ayuntamiento de Ontinyent no ha de devolver el dinero de la prima a la energía solar”, tras pelear judicialmente y ser corroborada su demanda por el TSJ de Madrid. El cual ha fallado, nada menos, que en contra del Ministerio de Industria. Hasta cuatro sentencias favorables son las que ha emitido dicho tribunal a favor de Ontinyent. Lo que supone una bocanada de aire fresco respecto al frenazo que  los gobiernos del PP venían sometiendo a la llamada energía solar. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook