Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 19
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CUENTAS QUE NO SALEN

     En este nuevo tiempo, donde hasta el gasto mas insignificante es objeto de estudio y análisis, el ayuntamiento de Ontinyent no es ninguna excepción. Y entre ellos está el que le han aplicado a la Mancomunitat, sobre el que han echado cuentas sus técnicos, tal y como informaba este diario, y han visto que la jactancia de esgrimir el aserto de “capital comarcal”, no les sale, aparentemente, gratis, al arrojar, a la vista de los dígitos, un balance negativo. El déficit arranca por la representación política en el organismo comarcal, ya que pese a que se modificaron los estatutos, con el fin de equilibrar la representación del censo ontinyentí, mediante la aprobación del incremento de dos consellers para Ontinyent, esta es la hora en la que, unos por otros, y pese a haber transcurrido ya mas de dos años, la nueva normativa sigue sin entrar en vigor. Sin embargo donde el equipo de gobierno tiene puestos los ojos es en la prestación de servicios, especialmente en los de bienestar social, dado que, según el argot popular, el ayuntamiento de Ontinyent siempre tiene que poner la peseta que falta para el duro,”si mes no”.

    Casos haylos como el Centre Ocupacional, con mas de la tercera parte de alumnos del resto de la comarca. Por los que Ontinyent tiene que abonar 55.692 euros. El Centre de dia per a Discapacitats, con poco mas de la quinta parte procedente del resto de la Vall, por los que abona 26.860 euros. Aunque la tajada mas gorda la cifran en el tratamiento de la basura, donde dicen pagar de mas 122.000 euros y en la recogida selectiva de la misma, abonando un exceso de 62.000 euros. En total son 304.042 euros los que desde el ayuntamiento ontinyentí dicen pagar de mas por la basura a la Mancomunitat. En resumen son 386.594 euros anuales los que, según los técnicos ontinyentins, la capital de la Vall paga de más por los servicios comarcales o por competencias impropias.

    Otra cuestión difícil de valorar, y que seguro les gustaría saber a los políticos de Ontinyeny, es que ingresos le reporta a la ciudad el invertir como capital comarcal. Ya que si nos atenemos al sector comercial, no hay indicios de peso que abunden en el optimismo, ya que las tradiciones de comprar en Gandia o Xàtiva parecen mantenerse, mientras en el sector de la hosteleria se sigue sin despegar, tanto en el ocio nocturno como en la restauración. Hasta el punto que un representante del sector comentaba que “hace unas semanas hubo hasta cuatro bodas, un sábado, en Ontinyent, de las que solo una celebró el banquete de boda en la ciudad”.

    Y mientras la Mancomunitat viene ejerciendo, en la práctica, de parche a la aplazada ley de comarcalización. Al tiempo que desde Madrid, emulando a Felipe V, el gobierno de Rajoy viene mostrando sus fauces, con el fin de acabar con todos los signos autonómicos, caso de las mancomunidades comarcales, cuyo futuro se tambalea. Mientras un servicio básico como es el inacabado Pla de Minitmizació de Residus Sólids, en el que hace una década la Vall hubiera podido sacar pecho en dicha iniciativa, a nivel nacional, las mezquindades política, que las hay con nombre y apellidos, con argucias de tiquis miquis, envenenaron el proyecto. Y esta es la hora en que la Generalitat del PP ha tenido tiempo para sacarse de la manga una nueva normativa, un monstruo de múltiples cabezas que pronto podría quedar obsoleto, donde una de las cabezas, bautizada Consorcio, fue alumbrada, al parecer, para satisfacer a una de esas empresas avariciosas que, en el contexto de un tanguero cambalache, contribuyó a llenar los sobres de Bárcenas, según consta en sus famosos papeles.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook