Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 06
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CUIDADO EN CAIXA ONTINYENT, PUEDEN MORIR DE ÉXITO

     La asamblea del pasado viernes 29, de Caixa Ontinyent, deparó pocas sorpresas, mas

    bien sirvió para abrir interrogantes, toda vez que la fracción Soriano del PP, empeñada en seguir politizando la Caixa, aglutinada en su núcleo de mando a su “familia”, la cual ofrece dudosas garantías a la hora de tomar el relevo sucesorio. Ya que si finalmente se impone la mayoría tejida por Soriano, Antonio Carbonell asumirá la presidencia de la Caixa, en las próximas semanas, sin excesivo convencimiento para desempeñar tan peliaguda responsabilidad, dicho sea, y obligado mas por sus estrechos lazos de “amistad” con Soriano, que no por vocación. La suya (la de Carbonell) es médica. Mientras el yerno de Soriano, Gabriel Soriano, actualmente en situación de paro, se presume que ocuparía la vicepresidencia, y su hijo, en condiciones, al parecer, de empresario en concurso de acreedores,  conforma un trío dirigente que arroja unas mas que constatadas incertidumbres para el futuro de la Caixa, dada su relevancia en el staff de mando. Una situación que debería ser sopesada sesudamente por el nuevo y decisivo componente del consejo de administración, a la hora de inclinar el voto mayoritario, el abogado Vicente Gil, dando  muestras de su imparcialidad y de representar “verazmente” a los impositores, desligándose de intereses privados, que supongan una maquiavélica deuda a pagar con el clan Soriano que, a la postre, ha sido el que le ha franqueado el acceso al susodicho órgano de la Caixa. Es todo un dilema que, a partir de ahora, Gil deberá meditar en puridad, ya que por la catalogación de su padrinazgo, sus decisiones van a ser escrutadas y divulgadas por el ojo público. Pues quien, en definitiva, premiará o censurará su tarea será, en primer lugar, la sociedad ontinyentina, ante la que podría echar por tierra la reputación de toda una vida, caso de no documentarse en profundidad y actuar salomonicamente en el embrollo que ocupa.

    Otra circunstancia a observar será, si lo sucesores de Soriano, contemplan con pluralidad y generosidad, el reparto del poder, emulando al presidente de C. O. de finales de los años 90, Ricard García, propuesto por los socialistas, a quién no le dolieron prendas en situar en la vicepresidencia al mentado R. Soriano. Pero es una eventualidad de difícil plasmación. Sobre todo si se tiene en cuenta el sentido de empresa familiar que progresivamente ha ido urdiendo Soriano en la Caixa. De ahí que en este proceso electoral de  Caixa Ontinyent se ha visto como Soriano se ha movido en un cuerpo a cuerpo, hasta lo indecible, con el fin de conseguir  su objetivo, que su poltrona fuese ocupada por uno de los suyos. Corroborando lo dicho se inserta la observación, de la que hay sorprendidos testigos, cuando se le escuchó a R. Soriano calificar, en la calle y por el móvil, al finalizar la asamblea del pasado martes, como “un éxito” el resultado de la misma. Una valoración que también se leía en un rotativo valenciano. Donde, además de afirmar irónicamente que “El PP va a tener presidente, será Antonio Carbonell”, se metía en el charco del descrédito, al emular a su admirado padrino en el cargo F. Camps, con esta locución, en relación a Carbonell: “Es mi mejor amigo y es mi vicepresidente, y se queda gente muy afín a mí, mi yerno y mi hijo y mi mejor amigo”,  manifestación que evoca al letal “amiguito del alma” que Camps le espetó al imputado, caso Gürtel, A. Pérez el Bigotes, quién a su vez involucró, hasta estar imputado, al otro yerno de Soriano, el ex director de RTVV, P. García. Un flaco favor que pone en apuros la integridad y sana popularidad de profesionales como A. Carbonell y V. Gil. En las antípodas a estos vaivenes de lucha por el poder  se sitúa la buena praxis social de esta Caixa de les Comarques, al anunciar que destinará 14 inmuebles al Fons Social de Vivendes. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook