Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 12
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    De la astucia a la arrogancia

    Gracias a las vuelos que le da la maraña judicial, el actual presidente de la diputación de Castelló, el polémico e imputado, pese al presumible calor con que lo salvaguardan de la intemperie legal los jueces de su cortijo político, digo de Carlos Fabra, éste, a falta de razones democráticas que lo avalen, ha entrado al trapo que, cual espontáneo en un coso taurino, le mostró el Bloc de Ontinyent. Y lo ha hecho con la prepotencia de un elefante entrando en una cacharrería. El ruido mediático de tal imprudencia le ha caído como inopinado regalo de Reyes a Josep Francés, el alcaldable ontinyentí del Bloc.
    Porque la popularidad y la foto que escenificaba J. Francés, junto a E. Morera o M. Mollà, esta semana en las Corts, no tendrá parangón en una campaña electoral normal. Un mérito reseñable, si tenemos en cuenta que de la astuta apuesta propagandística, se han hecho eco, y con profusión informativa, tanto la mayoría de medios de comunicación nacional, como, con mayor énfasis, los valencianos.

    La justificación suscrita por el Bloc, en su afán de recaudar fondos, tiene como fondo algo tan valenciano como la tradición fallera. Aunque la crítica no se llevó ni al ninot de falla, ni siquiera al cómic de las publicaciones de broma humorística, sino simplemente a unas papeletas de participaciones loteras.

    Y es que aunque unos jueces de Audiencia, a los ojos del personal sensato, pongan en tela de juicio la imparcialidad de la administración de justicia, con sentencias o pronunciamientos perplejos, caso del auto que, a modo de lotería de Navidad, le concedían a C. Fabra, al sentenciar la prescripción de cuatro delitos graves a Hacienda, de los que estaba imputado. En vísperas del sorteo de la lotería del Niño, corrían a favor del aire fabriano, y de forma inaudita, mandaban a parar, en el sufrido nombre de la ley, la venta de las participaciones del Bloc, con la efigie de tan «afortunado» mandatario. Consiguiendo, paradójicamente, acrecentar las simpatías hacía el Bloc, al menos de la gente con una visión ética de la sociedad. Es un sentimiento de solidaridad que se genera hacia quienes son objeto de la censura y la prepotencia de los gobernantes, presuntamente corruptos, como es el caso de Fabra. Máxime cuando ante un Tribunal Constitucional que se precie de serlo, la lotería del Bloc secuestrada constituye, como bien proclamaron los de Compromís, «una crítica a la corrupción del PP».

    Todo este affaire, en clave electoral ontinyentina, desvela algunos enigmas de cara a los comicios de mayo, como es que la opción democrática del Bloc en ningún caso, sea cual fuere el resultado del escrutinio, puede aliarse para gobernar con el PP, partido que ha erosionado la democracia hasta lo indecible, por estos pagos. Y que, por ende, entre otros aspectos, ha perseguido judicialmente al Bloc, queriendo dejar en papel mojado el uso Constitucional de la libertad de expresión.

    La posdata
    La pantomima, consistente en acudir al iniciar el año al hospital, con el fin de hacerse la foto con la primera criatura nacida con el nuevo año, por parte de la primera edil ontinyentina, Lina Insa, este año ha tocado fondo, de no seguir dichos bajos la ley de Murphy, al despacharse como presente con un chupete la alcaldesa, la misma cuyo gobierno rechazó una propuesta de la oposición dirigida a concederles 200 euros a cada recién nacido ontinyentí. Es igual, siguen garbellant aigua.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook