Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 23
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    DEBATES Y ACTUACIONES PENDIENTES DE FIESTAS

      Debates y actuaciones pendientes entorno a las fiestas de Oninyent

    “Las fiestas son nuestro mayor atractivo turístico”, proclamaba el batle de Ontinyent, Jorge Rodríguez, en una entrevista publicada por este diario el pasado sábado. La cuestión estriba en saber cómo situar esa valoración de cero a diez. Obviamente si consultamos entre el staff y demás tropa festera, o en la también conformista Corporación municipal, la respuesta será alta. No así entre parte de esa mayoría silenciosa de ciudadanos espectadores o los del sector económico que, literalmente, deberían hacer su agosto, dígase la hostelería, sin olvidar al comercio en general.

    Para percibir la divergencia con el oficialismo lo primero que se recomienda es huir de la propaganda exultante y la autocomplacencia, la que arrojan suplementos especiales festeros, a través de cualquiera de los formatos que actualmente ofrece la comunicación. Para ello solo hace falta echarse a la calle y escuchar por aquí y por allá. Y la verdad es que hay puntos de vista para nota alta, aptos para un debate de enjundia. Los que en su levitación la oficialidad parece ignorar.

    Uno de los temas clave, avalado por factores como una mayor rentabilidad turística, y por ende económica, para diversos sectores de la ciudad, respaldan resituar su ubicación del calendario en la primera semana de agosto (aunque hay voces  que abogan, incluso, por la primera semana de julio). Desde el sector hostelero apuntan lo poco rentable que resultan las fiestas, excepto para los establecimientos ubicados en el corazón de las mismas. De hecho la mayoría de bares y restaurantes de la zona no festera suelen cerrar por vacaciones durante estas fechas. Originándose una disfunción en la oferta gastronómica, ya que se deja sin atender a esos miles de turistas que, tras las fiestas, ostentosamente suelen arrojar los comunicados oficiales.

    Otro asunto de calado, eterna asignatura pendiente desde hace décadas, es la partición de las entradas, mayormente en dos días, pero también hay propuestas razonadas para cuatro días. Llevando anexo, dicho acto central, cuestiones como el trayecto de “l’entrà” que, al menos en parte, debería recobrar el denominado 
    “carrer Major”, ya sea para finalizar en el Trinquete de Mayans o en la iglesia San Carlos. Asimismo la supresión de un aliciente como “les barques”, haciendo  las regulaciones necesarias, también se reivindica. Después, al igual que sucede a nivel político con la controversia nacional, entre progresistas y conservadores, acerca de reformar parte de la vigente Constitución o no, en Ontinyent, y pese a  andar huérfanas las voces que abogan por una actualización en rigor de las fiestas de moros y cristianos, acorde con la evolución de los tiempos, la verdad es que hay tajo por delante. Casos notorios son la centralización, el fin de semana, de dos actos de sentido religioso, como son la bajada procesional del patrón festero, el Cristo, el sábado por la tarde, o la procesión por la ciudad, el domingo por la tarde. Mientras tanto las embajadas mora y cristiana apenas se sostienen, y son seguidas cada año por menor número de público. Dado que su guión, escrito por Cervino, ha quedado obsoleto y desincronizado

    Otra de las contradicciones de estas fiestas se observa en un acto social de mucha pompa y pavoneo, guarnecido de tópicos y conservadurismo, como es el pregón de fiestas, en que ni por asomo cumple con las expectativas que levanta un acto de tal cariz. La muestra de los aludidos contrasentidos la ponía ese gran festero que es José Bas Terol, en su pregón, pero enfatizando sobre “raíces” y “evolución” como signos de futuro.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook