Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 18
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    Del horror de valdallbaidins en Mauthausen a los fallos indu

    El pasado  15  de enero afloró una noticia que no a pocos vecinos valldalbaidins debió dejar emocionalmente perplejos e impotentes, mientras tragaban saliva amarga. Aconteció    que ese día, instituciones que cabalmente deben proyectar luz de justicia y esperanza, avalados por el icono de la balanza, el de su supuesta equidad e independencia, caso de la Audiencia Nacional, inopinadamente emitió un fallo, desde un punto de vista racional y de justicia histórica, inaudito: “archiva el caso sobre el genocidio en Mauthausen”.

    Evidentemente a la mayoría del personal, dicho paralelismo, les resbalara. No así a los familiares, descendientes y amigos sobrevivientes de esta comarca, de aquellos de aquí que dejaron su machucada piel en el campo de exterminio nazi. Pero seguramente también cabe incluir a los lectores del libro “Valldalbaidins a Mauthausen” (Ontinyent, Bocairent, Fontanars dels A., Aielo de Malferit, la Pobla del Duc, Ràfol de Salem i Aielo de Rugat),  , publicado hace dos  años con mucho voluntarismo y poco apoyo de las instituciones democráticas, pese al valor inequívoco de las investigaciones históricas contenidas en el texto, a cargo del ontinyentí Guillem Llin Llopis.

    El mazazo judicial se produce precisamente en el año  del 75 aniversario de la mayor barbarie de la historia de la humanidad, al menos documentalmente. Un cruento veredicto, revestido formalmente de una legalidad clamorosamente injusta, lleva  a evocar dicho desatino. Máxime si tenemos en cuenta, al acercar el foco, que ese pronunciamiento perpetua la agonía sufrida por 16 valldalbaidins, el siglo pasado.

    A la odisea de penalidades que sufrieron estos valldalbaidins, 9 de Ontinyent, teniendo que exiliarse a Francia, huyendo de la represión inmisericorde y del terror franquista, mayormente por haber defendido la legalidad democrática de la República, tuvieron que sumar, entre otras infamias, las horribles experiencias de Mauthausen.

    Los respetables administradores de justicia de la Audiencia Nacional,  en concreto la Sala de lo Penal, se lavaba las manos a lo Pilatos, amparándose en la torticera ley promulgada por el PP, sobre la justicia universal, la cual “impide investigar la muerte de miles de españoles en los campos de concentración nazis”.

    Volviendo al libro de G. Llin encontramos conexiones reveladoras entre los regímenes fascistas de Franco y Hitler. Caso de Vicent Gandia Reig, quién en su exilio francés es atrapado por los nazis, tras invadir    el país galo, y conducido al campo de prisioneros de guerra de Kaisersteinbruch, des de aquí será trasladado, en  abril de 1941, a Mauthausen.  De donde salió liberado un 5 de mayo de 1945. Siendo uno de los 6 valldalbaidins supervivientes, de un total de 16, de aquel matadero humano. Mientras tanto. el 28 de febrero de 1941, el ayuntamiento de Ontinyent, al confeccionar la relación nominal de “los mozos del reemplazo de 1933”, siendo alcalde franquista Luis Mompó, firma un escrito que dice: “Gandia Reig Vicente. Infantería. Está en un campo de concentración de Alemania”. Una anotación que G. LLin interpreta como “constatación evidente de la magnífica comunicación entre la embajada alemana y la española”. Una muestra irrebatible acerca de que “Hitler hizo el trabajo sucio a Franco”.

    Con más o menos extensión, Llin realiza un homenaje a su memoria, mediante una documentada biografía, la de los 16 valldalbaidins victimas del horror de  Mauthausen.

    Precisamente estos días se están publicando documentados libros al respecto, como el del periodista Carlos Hernández, “Los últimos españoles de Mauthausen”, donde demuestra como “Franco fue un actor activo en la deportación de más de 9.000 españoles”. Sin duda esta es la gran asignatura pendiente de la Transición.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook