Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 13
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    Efectos colaterales en Ontinyent por ser sede universitaria

    La noticia según la cual el profesor de Princeton y premio Nobel de Economía, en 2007, Eric Maskin impartió el pasado lunes una conferencia en Ontinyent, no es ninguna estrella fugaz. Es el resultado de una decidida apuesta de la ciudad por ser sede Universitaria, cuyos efectos engendran lecciones magistrales como la aludida.

    El Nobel habló de “su teoría del diseño de mecanismos para la resolución de problemas”, en un marco joven, pero que ya empieza a atesorar rango, el Centro Cultural Caixa Ontinyent. Que el batle Jorge Rodríguez haya aprovechado su condición de presidente de la diputación y de la Fundación Universitaria, para que la estancia de Maskin  en Valencia, para participar como jurado de los premios Rei Jaume I, sea un mérito que Rodríguez ha sabido proyectar sobre la ciudadanía ontinyentina, pese a quién pese.  Como informó Levante EMV “la diputación de Valencia propuso a los organizadores de los Premis Rei Jaume I que, los galardonados con el Nobel que participan del jurado, se acercaran más a la sociedad valenciana, para reunirse con jóvenes investigadores valencianos en diferentes ciudades”. Una ocasión que se la pintaron de color de rosa, el pasado lunes, digo del apologista ontinyentí de la sede y catedrático de la Universidad de Valencia, que le tocó torear en casa como maestro de ceremonia, al ser también miembro del consejo de administración de Caixa Ontinyent, José Pla. Quién introdujo al profesor Maskin. Destacando de él los conceptos de “la globalización y la innovación”.

    El Nobel Eric Maskin con su visión, al señalar que “la mejor fórmula contra las desigualdades es la innovación y la educación”, vino a coincidir con la postura universitaria y del saber que el gobierno municipal de Ontinyent viene practicando, desde el pasado cuatrienio.

    Pero es que antes del Nobel también han pasado por Ontinyent nombres ilustres y eruditos en sus campos de actuación, como Iñaki Gabilondo, Jordi García Candau, José Manuel Campa, Carles Francino, Javier de Lucas, Fernando Delgado o Emilio Ontiveros.

    Desde que en los años noventa del pasado siglo, el entonces alcalde Vicent Requena o el entonces director de Caixa Ontinyent, Paco Sanchis, apostaron decididamente por la Universidad, primero a distancia y después como extensión y sede de la Universitat de València, hasta proyectar sus vínculos con la de Alacant las referencias universitarias aquí han sido una constante. Como la Facultat de Magisteri, la Universidad Nacional de Educación a Distancia –Uned-, el Campus d'Ontinyent - Universitat de València, actos recientes como la Graduació Promoció 2012-2016, la Universidad de Invierno de Ontinyent, la primera cátedra compartida entre las universidades de Valencia y Alacant... Pero también Grau en Finances i Comptabilitat, un estudio sobre la supervivencia de Caixa Ontinyent gana el XI Premi Renau Piqueras (convocado por la Fundació Universitària), la Universitat dels majors d'Ontinyent, (alumnos de la “Universitat dels majors” transmiten su memoria y patrimonio vivo a los jóvenes estudiantes), la Fundació Universitària Vall d'Albaida ha convocado la II edición del premio de investigación en Educación Infantil “Col·lectiu Balarma”, dotado con 5000 euros y que resulta  todo un incentivo “que pretende estimular la investigación y la mejora de la calidad de la enseñanza pública”…

    A la vista de todos los antecedentes esgrimidos, cabe convenir que los efectos colaterales de la apuesta universitaria ontinyentina, empiezan a ser irrefutables, positivos y principia a abrir puertas de esperanzador futuro.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook