Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 04
    Enero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    EFECTOS COLATERALES TRAS LA LLUVÍA.

    La información que recogía Levante EMV con este titular: “Las lluvias derrumban dos tramos de muralla urbana del siglo XVII en Ontinyent”, es una consecuencia del reciente temporal de lluvias. Sin embargo los “daños irreparables y de consideración en los muros perimetrales del barrio de la Vila…”, en realidad solo significan un peldaño más en ese efecto dominó que, irremediablemente, desde hace varios lustros, se cierne sobre el patrimonio medieval de dicha barriada. Acuciada por la despoblación. Una hemorragia que, pese a la buena voluntad que han venido mostrando, desde hace varias décadas, los diferentes gobiernos municipales, esta es la hora en la que aún no se ha logrado el remedio a tan corrosiva enfermedad. Seguramente porque no existe una medicina expresa. Por lo que las quimioterapias que se le han aplicado,  apenas han hecho mella en la carcoma que lo erosiona al galope.

    Temporales como los pasados han sido una constante por estos pagos, a lo largo de los siglos. El problema de ahora, sobre todo, se llama despoblación. La solución no pasa por tapiar puertas y ventanas, o dar una mano de pintura. Ni siquiera  ayudando a rehabilitar total o parcialmente algunas viviendas. Por ello el gobierno municipal deberá azuzar el ingenio y rodearse de los mas visionarios y efectivos arquitectos y sociólogos, para que, mediante concurso o en la forma de rigor que se estime, elaboren un plan  impregnado de grandes dosis de pragmatismo, que sea aplicable en todo o en parte del barrio medieval, so pena que, dentro de pocas décadas, de la Vila solo quede el campanario y algunos edificios sustentados por grandes piedras imperecederas. Ya que el “plan de ayudas para municipios afectados por el temporal”, anunciado como medida reparadora, en el mejor de los casos apenas si dará para sumar otro penoso parche.

    EL BUEN CAMINO DE LA DIPUTACIÓN ANTE LA MANCOMUNITAT. Que la Mancomunitat valldalbaidina haya llegado un acuerdo con la diputación, para financiar los 2,2 millones de euros que le adeuda,  tiene un doble significado. El rescate y solvencia en la autogestión, y el ir dotando de músculo gestor a las mancomunidades, en detrimento de las diputaciones. Que, como administraciones  caducas y obsoletas, están abocadas a una necesaria extinción. El cambio de sensibilidad, entre los actores que han gestionado el actual consenso, habla muy a su favor, frente a los inoperantes anteriores.

    LA INSOPORTABLE HIPOCRESIA DE MEDIOS AFINES AL PP. Hemos entrado en un nuevo tiempo político en el que ya no debe ser admisible la intoxicación o la calumnia. La dirigida a enturbiar la vida política, como acontecía antaño. Por eso, caiga quien caiga, es inadmisible envenenar con este titular: “La Diputación de Valencia otorga el 65% de ayudas culturales a entidades catalanistas”, publicado  en el veterano rotativo Las Provincias, emulando los tiempos en que la inspiración cavernaria de Mª Consuelo Reina cortaba el bacalao del “desficaci”. Para ello esgrimen el satanizando término de “catalanistas”. Cuando en realidad se trata de algunas de algunas entidades que mayor énfasis han puesto, en su trayectoria, en el cultivo y en la difusión de las esencias de  rigor de la lengua y la cultura de los valencianos. Máxime cuando en su aciaga información disparan contra el alcalde de Ontinyent y presidente de la diputación, Jorge Rodríguez, sin el más mínimo rubor ni ética que los ampare. Al achacarle que “concede a dedo la mitad de los 360.000 euros de subvención a Acció Cultural”. Cuando el reparto fue establecido por el personal técnico de la diputación. Los mismos que le otorgaron, a esa dudosa entidad que es Lo Rat Penat, la sustanciosa cantidad de 112.500 euros. ¿O es que ya han olvidado los tiempos de la discriminación cultural que practicaba el PP?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook