Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 01
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El albergue Victima de la incompetente complicidad del PP-EU en Ontinyent

     

    Una cosa es no querer acompañar a socialistas o nacionalistas y otra pedir que el Partido Popular, esa formación convertida en antisistema por sus propias tropelías, tenga un mejor despacho en el área noble del ayuntamiento de Ontinyent, aunque esta última no sería la mas grave. La propuesta, impulsada por el portavoz de Esquerra Unida, Manuel Ruiz, con un “si queremos, podemos”, fue el punto final a una sesión plenaria preñada de actitudes y comportamientos impropios del único representante de una formación seria y decente como está demostrando Esquerra Unida en otros ámbitos valencianos.
    Porque Manuel Ruiz, contrariamente a lo que presumió en el pleno, como bien sabemos muchos ontinyentins, si de algo anda sobrado es de visceralidad y de incontinencia expresiva, y por ende hasta  puede estar todo lo molesto que quiera con algunas tretas de sus socios de gobierno. Pero eso, que forma parte de las relaciones políticas y hasta humanas, no justifica dejar sin empleo, y sin servicio,  a los desempleados que el lunes iban a ponerse a trabajar en el Albergue Perú, cuya adjudicación postergó Manuel Ruiz de Felipe. ¿Por qué? Porque “no había tenido tiempo de tomar un decisión política”, dijo, sobre el acuerdo que habían tomado los técnicos municipales, aplicando el pliego de condiciones que Ruiz aprobó y colaboró a redactar, de conceder la gestión del albergue a un empresario de Benigànim, uno de los tres que pujaron por el servicio.
    Como todo el mundo sabe que para perpetrar disparates plenarios de este calibre se necesita de un colaborador necesario o de un palanganero del que echar mano, que para el caso es lo mismo. Y, como no, en ese momento apareció en escena el interesado portavoz del PP, Filiberto Tortosa, al que también se le veía feliz por contrariar al Gobierno municipal, aunque la patada fuera a parar a un puñado de trabajadores. Les faltó añadir, como la niñata de Fabra: “que se jodan!”. Tampoco se puede asegurar que lo pensaran Tortosa y Ruiz, una pareja de la que se esperan grandes tardes de politiqueo rancio y gastado, como lo que representan. Para la Historia queda la frase de Joan Gilabert: “usted, señor Ruiz, entiende la política como una manera de joder”.
    Llegados a este punto: ¿Cómo explica ahora un ex sindicalista de Comisiones Obreras su decisión de dejar en el paro a unos trabajadores, simplemente porque él, contratado a media jornada y con una secretaria de grupo para él solo, no había tenido tiempo de decidir si apoyaba o no la adjudicación del albergue? ¿Cómo explican ahora a sus hijos esos padres o madres de familia que el representante de Esquerra Unida les impide trabajar porque está crispado con el gobierno municipal? O ese joven en busca del primer empleo, ¿cómo va a explicarle a su amiga que el único concejal de EU de Ontinyent le ha birlado unos días de curro por no se sabe qué rollo de una visita a una conselleria? A estos les sobran los motivos para estar indignados, para estar jodidos, con los que se indignan a la manera de Ruiz.
    Y es que el pleno prometía desde el momento en el que Manuel Ruiz, con la maraña verbal que le caracteriza, impidió que en su moción en contra del actual artículo 135 de la Constitución, el que consagra que primero se paguen las deudas a los bancos, se añadiera una propuesta del Grupo Socialista. La enmienda pedía algo que su partido ha defendido en el Congreso de los Diputados y ha logrado aprobar en Alcoi: que quedara consagrado en la Constitución que el Estado estaba obligado a garantizar , vía presupuestos, la pervivencia del Estado de Bienestar. Todo dentro de los parámetros de la izquierda oficial. Pero ni con esas. Para sorpresa de todos, Manuel Ruiz se negó en redondo a modificar una línea de su escrito, lo que impidió que su moción saliera adelante. Antes rota que roja.
    Lo peor de todo es que, mientras, los trabajadores del albergue Perú el lunes seguirán en el paro. Y el martes. Y el miércoles… Hasta que el señor Ruiz de Felipe, el ex sindicalista de CCOO así lo quiera. Y hasta que Esquerra Unida de Ontinyent se le consienta. Como se cachondeó el propio Ruiz: “si queremos, podemos”. Lo peor es la compañía con la que “podemos” fastidiar y desengañar a los votantes de EU.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook