Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 10
    Diciembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL AVATAR DEL DISEMINADO ONTINYENTÍ.


    Era de esperar, que tras el humo expandido por el «agitprop» del gobierno ontinyentí del PP, a raíz de tratarse en el pleno municipal de la semana pasada, un barniz de solución acerca del arduo asunto que acecha a los chalés ilegales ontinyentins, escondían la puñalada de la que informaba el domingo, 5 de diciembre, este diario: «Ontinyent notifica multas de hasta 150.000 euros a dueños de chalés ilegales». Definitivamente en un estado de derecho todos los caminos legales, por parsimonioso que resulte el viaje, conducen a la Roma constitucional. Y como el malabarismo de la oratoria no tiene bula, el gobierno municipal de Ontinyent, presidido por Lina Insa Rico, del PP, tras haber envenenado hasta lo indecible, durante el cuatrienio anterior, el sacrosanto, para los ontinyentins, tema de las viviendas desordenadas construidas en el diseminado, ahora, fruto de la impericia para gobernar, están a punto de probar su propia medicina, a poco que la anestesiada sociedad ontinyentina que la aupó en su poltrona actual, despierte a tiempo. O sea en mayo del 2011. Porque entonces, como reza la sabiduría popular, al equipo de Insa le puede suceder aquello de qui juga amb foc, acaba cremant-se.
    Y la alcaldesa tiene una deuda con la ética democrática por pagar, tras el intoxicado ensañamiento que practicó contra sus antecesores en el gobierno. Porque frente a la gentileza y prudencia que les dispensa la oposición actual, los de Insa, por menos, soliviantaron a la población como nunca se había visto en la ciudad desde la llegada de la vigente Constitución. Y eso que Reguart tuvo que pasar por el mismo aro que esgrime Insa como aval justificador, la «legalidad». Pero la actual alcaldesa, entonces desde una irresponsable oposición, no dudó en recurrir al juego sucio y al todo vale. Si entonces los de Insa lanzaban la piedra y escondían la mano, cuando no aventaban y jaleaban pervertidas estrategias de beligerancia, a cuenta de la legal paralización de chalés, ¿Por qué ahora no le montan los de Adeca, la de Dios es Cristo, con la gravedad que suponen los derribos y las cuantiosas multas que está firmando la primera edil del PP?. Pero como la sicología social a veces es imprevisible, podría suceder que los afectados del diseminado, se cansen de las milongas de Insa, revienten y se tiren por los Cerros de Úbeda. Tiempo al tiempo.
    Y es que por mucho que se desgañite el fiel escudero de la alcaldesa, Filiberto Tortosa, arrojando cortinas de humo, como la que se vio en el último pleno, con el tema de «la luz verde a la legalización de las primeras 2.000 casas del diseminado», no cuela, porque tal y como le han recordado desde la oposición socialista, ni «la comisión del diseminado, pactada entre todos los grupos políticos del ayuntamiento, se ha reunido desde su constitución», ni está justificado que «destinen 400.000 euros para «legalizar chalés consolidados», máxime cuando toda la operación se saldará con más de un millón de euros, precisamente en unos tiempos en que esta cuestión ha perdido prioridad y las arcas municipales tiemblan. Y para mayor escarnio no les salva la papeleta a los amenazados por multas y derribo. Con lo que las manifestaciones de F. Tortosa, acerca de la medida plenaria, argumentando que «marca el inicio de un largo y complicado proceso para legalizar las casas existentes, un compromiso adquirido en su día por el Partido Popular», queda in hilo tempore y agua de borrajas, cuando, a la postre, después de 4 años gobernando, se irán sin haber resuelto el jactancioso «compromiso».

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook