Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 03
    Septiembre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    El conformismo que atenaza al gobierno de Ontinyent

    El conformismo que atenaza al gobierno de Ontinyent

    "La doctrina dogmática suele decir que la realidad es así, y la creemos a tal punto que no tenemos que pensarla más. Eso es conformismo y contra eso estoy», escribió la veterana periodista Rosa Montero. Mientras, el prestigioso pensador norteamericano Noah Chomsky nos dice que «caso tras caso, vemos que el conformismo es el camino fácil, y la vía al privilegio y el prestigio; la disidencia trae costes personales». De ahí que podríamos concluir que el conformismo y la falta de autocrítica son síntomas de involución. Y esa precisamente es la foto fija que transmite el gobierno municipal de Ontinyent, cuando por ejemplo esta semana hacía balance de las fiestas de moros y cristianos y que emula un eslogan de un querido festero ya desaparecido: «tot massa bé». Y lo plasmaban, como se encargaba de airear su nota de prensa oficial, anunciando que «cerca de 200.000 personas acudieron a las fiestas» al tiempo que destacaron «la aceptación» de su programación.

    Pero la realidad tiene otros puntos de mira: los que el gobierno que preside Jorge Rodríguez, sin percibirlo, ignora. Olvidando otras épocas en que no era tan conformista. Compo por ejemplo cuando soñaba con llegar lejos. Pero algo ha pasado y le está cambiando el rumbo. Evoca a los hermanos Marx: «estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros». Porque ni la pila de miles de visitantes es real ni se traduce en ingresos para el comercio o la hostelería. El dato de que un gran número de estos negocios cierren la semana festera evidencia una realidad que desde el consistorio se empeñan en negar. Y el silencio que Avhal mantiene al respecto habla por sí solo, así como su impotencia al comprobar la competencia desleal que practican en las comparsas bendecida con toda suerte de privilegios municipales.


    Mientras, el gobierno esgrime „para seguir avalando su «tot massa b黄 los miles de kilos de basura o de vidrio recogidos, además del «buen ambiente y la tranquilidad», como si en otros años las fiestas hubiesen sido una batalla campal. Más autocomplaciente es la frase que asegura estar en la mente de todos los ontinytentins, a quienes atribuye «la aceptación del conjunto de la programación del ayuntamiento». Porque de Ontinyent en Concert y en concreto del concierto de David Bisbal sólo hay que leer en las redes sociales la reacción de indignación de muchos de los que adquirieron la entrada y, con estupefacción, comprobaron como a mitad del mismo se abrían las puertas al millar de personas que lo seguían desde fuera. Pero es que la involución también afecta al pregón, ya que si consistorio y Societat de Festers son carn i ungla a la hora de organizar las fiestas, como reconocía el presidente festero, José Rafael Sanchis, al agradecer al ayuntamiento «su total e imprescindible apoyo» (venga peloteo, que no falte) Rodríguez algo tendrá que decir en la castellanización de dicho pregón. Y otro aspecto que el batle debe revisar, y con urgencia, es el de su entorno asesor, que le lleva a soltar ocurrencias como alabar (¡En nota de prensa oficial!) «el especial simbolismo del abrazo moro cristiano» de este año, como si el teatral gesto no llevara ya siglo y medio repitiéndose. En definitiva, una reflexión cursi y ampulosa, seguida de un oportunista «tras los atentados de Catalunya».

    Ahora bien, si quiere modelos de balance que mire el blog de su homóloga de Gandia, Diana Morant, la cual, entre otros asuntos, informaba que los espectáculos musicales de agosto han arrojado estas cifras: 16.500 asistentes, 900.000 euros de impacto económico en la ciudad y 215 puestos de trabajo, con un coste para el ayuntamiento de 5.000 euros por el alquiler espacio portuario. O que imite a Nits al Castell de Xàtiva, cuyo gobierno municipal desmenuzó esta edición con datos para donar i vendre, no como otros.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook