Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 08
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL "DESFICACI" FERROVIARIO

     Diversos artículos de opinión aparecidos en este diario como “L’AVE i les seues xifres” de Adrià Calatayud, “La mala conexión de Xàtiva con el litoral” de Antonio Martín, o noticias como “el futuro tren Dènia-Gandia adelanta al Xàtiva-Alcoi pese a que el gobierno de España urge a firmar el convenio” o la  que hacía referencia a que Xàtiva pediría a Fomento que mantenga un tren Alaris diario de conexión con Madrid, abundan en una misma dirección, la que señala el descarrilamiento de los intereses de la población que habita en el interior de las comarcas centrales valencianas, o sea la Costera, la Vall d’Albaida, el Comtat i l’Alcoià. Ya que se ha privilegiado, tanto desde el Consell como desde el gobierno central, a la población residente en el núcleo que gira entorno a la ciudad de Valencia, en detrimento de la que habita en ciudades medias. Y todo resultado de las ensoñaciones, trufadas de egos y vanidad, de temerarios políticos, que a la hora de gobernar han dado rienda suelta a su imaginario faraónico, a la postre tan alejado de la realidad terrestre.

    Aunque asociaciones empresariales y sociales de estas comarcas han mantenido un inaudito silencio, lo cierto es que el malestar, máxime entre los usuarios del tren de la Vall d’Albaida, para cualquier observador, va en aumento. Ya que la supresión del   tren que unía Xàtiva con Madrid, en 3 horas, no solo implica que se amplía y encarece su cuantía, sino que además las incomodidades y trasbordos se multiplican, con lo  que a la postre, para un usuario, valga el ejemplo de Ontinyent, trasladarse a Madrid en tren, resulta un agravio-timo en toda regla. Pues si se traslada a Xàtiva en su propio vehículo, como ha venido siendo costumbre, para tomar el tren hasta Valencia, dada la escasez de servicios diarios del tren Xàtiva-Alcoi, se encontrara con serias dificultades y caras  para dejar aparcado el coche. Cuando, salvados todos los escollos, llegue a Valencia deberá trasladarse a otra estación para tomar el camelo del tan cacareado Ave a Madrid, por cuyo asiento deberá abonar un pico. Tal que cuando llegue a la capital de España habrá desembolsado casi el doble que en años anteriores, mientras el computo en horas habrá sido, cuando menos, similar.

    En definitiva los agravios que los habitantes de las comarcas valencianas del interior sufrimos, y pese a la que está cayendo en asuntos de recortes, no pueden, ni deben, callarse. Con la torpe complicidad del empresariado valenciano, desde la llegada al poder de E. Zaplana, los sucesivos gobiernos del PP en la Generalitat se entestaron, hasta contagiar a los socialistas cuando llegaron a la Moncloa, en el espejismo del Ave, como si fuera una panacea para los valencianos (en plural), mientras no se les vio, ni a unos ni a otros, romper ni una miserable lanza, respecto a vertebrar el tren por las comarcas del interior y con la costa. Cuya deficiente comunicación pública, en el susodicho territorio, se tuvo que abocar, inexorablemente, al uso casi exclusivo del vehículo privado.

    El “desficaci” perpetrado a cuenta del AVE es, sin paliativos, sangrante. Sobre todo si nos arrimamos a las necesarias comparaciones inversoras. Ya que mientras para un tren, de dudosa rentabilidad social, como es el AVE, los poderes públicos han gastado”el que faja falta”, para el tren que comunique a las comarcas valencianas del interior, le regatean hasta las migajas, cuando no optan por silbar  y salirse del tema mirando a otra  parte.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook