Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 14
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL FUTURO DEL TENISTA FERRERO

     El año Ferrero en Ontinyent ha tenido dos protagonistas, por una parte el que se ha zanjado con el homenaje al músico, el mestre José Mª Ferrero, en el 25 aniversario de su trágica muerte, a cargo de  la fiesta de Moros  y Cristianos. Pero también, aunque de otro signo, hace unas semanas, con el anuncio oficial de la retirada, este mes de octubre, de una leyenda viva del deporte mundial, el tenista ontinyentí Juan Carlos Ferrero.

    Conviene detenerse en la figura del tenista. Porque al margen del futuro que le espera, alejado de los focos y de los noticieros de actualidad, su labor puede ser tan o mas interesante que la desarrollada en los días de vino y rosas, correspondientes a ser el número 1 del tenis mundial y de contribuir, decisivamente, con sus sonados triunfos, a la conquista de la primera copa Davis para España, en diciembre del año 2000.

    Su brillante porvenir empezó a forjarse en los primeros años 90. Por ello resulta reconfortante leer como Juan Carlos, en una reciente entrevista, que expresara este inapelable titular: “Me educaron para dejarme la piel”. Que su carrera deportiva se haya visto mermada por las lesiones, es una eventualidad inherente a dicha modalidad deportiva, pero que no le resta ni un ápice a su pundonor.

    Con ocasión de anunciar a los medios su retirada, pronunció y enfatizó la palabra angular sobre la que edificó su trayectoria deportiva, el concepto competitividad. En cuya génesis se halla el resultado posterior, o sea sus rutilantes triunfos deportivos.

    El ha sido durante mas de tres quinquenios el icono que, en esta aldea global, les ha permitido sacar pecho a muchos ontinyentins. Y los representantes municipales así se lo han reconocido y laureado en  diversas ocasiones.

    ¿Qué pudo o debería hacer J. C. Ferrero por su Ontinyent natal?, es un asunto en que cabria aplicar el recurso de cada maestrito tiene su “librico”. Lo que no es óbice para señalar que Ferrero no le debe nada a Ontinyent, porque se hizo profesional del tenis asimismo, como no sea a su entorno familiar mas próximo. Ni se puede maliciar, sobre su apuesta inversora en Villena o Bocairent, evocando las de San Amaro que pasó su padre, cuando Juan Carlos aún no era ni un adolescente, pero que llevado por su fe paternal y su visión de estar amparando un futuro campeón, recabó ayudas ante el Consistorio ontinyentí, sin mucho éxito, dicho sea de paso, para alimentar la formación deportiva de su vástago.

    Ser tan competitivo, a J. C. Ferrero, le viene un poco de principios irrebatibles y sólidos, como los que atribuye, en la mentada entrevista, a su entrenador, Antonio Martínez Cháscales: “la sencillez, la transparencia y la confianza”. Esas bases son como los mimbres con los podría trenzar futuros logros.

    El gran reto de Juan Carlos, es precisamente su futuro. Si opta por una vida privada, o bien por el contrario, aprovechando su practica anterior, decide, socialmente, hacer magisterio cambiando los objetivos, los que forjaron una gran etapa deportiva en el candelero. Ha cerrado una puerta, pero Ferrero tiene madera para abrir otras.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook