Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 15
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL LÍO INTERESADO DEL BOU EN CORDA

     “La violencia engendra violencia, como se sabe; pero también engendra ganancias para la industria de la violencia, que la vende como espectáculo y la convierte en objeto de consumo.” No andaba desencaminado en su sentencia el escritor uruguayo Eduardo Galeano. Dicho aforismo, con todos los matices que se quieran poner, podría trasladarse al enconado debate entre entusiastas y detractores del “bou en corda”, que cíclicamente irrumpe en la sociedad ontinyentina.

    Precisamente la semana pasada era noticia una multitud enfebrecida y violenta de Petrés (Camp de Morvedre) que, aciagos en su raciocinio, protagonizaban  una actuación reprobable, en nombre de una errónea defensa de la fiesta del toro en dicho municipio, dando rienda suelta a su visceralidad con el fin de acallar la labor informativa de una fotógrafa de Levante-EMV. Tamaña acción de energúmenos fue estéril, ya que como informó este diario “la  foto de la ambulancia que trasladaba a un herido en los toros de Petrés” sí que fue una noticia con eco, debido al intento de linchamiento a la fotoperiodista. Además dicho municipio fue objeto de condenas de colectivos y representantes democráticos, empezando por la protesta de la Unió de Periodistes Valencians, que reputó la agresión de “inadmisible e intolerable”.

    Asimismo este diario informaba, el pasado mes de junio, de un ciudadano de Alboraia que había recibido una paliza, y precisó por ello de atención hospitalaria, por manifestar que “la fiesta de los toros me parece violenta”, en relación a los “bous al carrer”.

    Y en el fragor de dicho debate toma vela en dicho entierro la peña taurina El Pont Vell de Ontinyent, para recoger firmas por una causa, al parecer, solidaria y humanitaria, nada menos que solicitan de los vecinos “el apoyo als bous al carrer en Ontinyent”. La movida persigue ir a darle la tabarra al alcalde, como si en la ciudad no tuviese asuntos de mayor calado que resolver, con el fin de lograr la “autorización para la celebración de dos toros ensogados en el barrio de Sant Rafael”, donde la tradición del mentado festejo brilla por su ausencia.

    Con todo los de la peña taurina el Pont Vell, mezclan churras con merinas, queriendo atraer a su redil “las declaraciones de apoyo a las tradiciones con respecto als bous al carrer de los grupos políticos de Compromís y PSOE”, realizadas en un contexto y ámbito diferente. A mayor desvarío se jactan de “promover la cultura del toro”.

    Otros que tal bailan son los del PP ontinyentí, que con tal de pescar votos en los ríos revueltos de las vísceras no asoman el menor sonrojo ni escrúpulo, a la hora de jalear a los del Pont Vell y Bou y Corda “para que insistan y, de nuevo, registren la solicitud de celebrar más bous en corda en la ciudad”. Es decir que en vez de templar y racionalizar la cuestión, arrojan más gasolina al fuego en plan bomberos pirómanos.

    La acusación que los del PP le hacen a los socialistas y nacionalistas ontinyientins, a cuenta de un debate sobre bous en las Cortes Valencianas, de prohibir los bous al carrer, no se sostienen por torticeras. Además si prohibir bous en las fiestas del barrio Sant Rafael lo reputan como agravio respecto a los bous tricentenarios de las fiestas de la Purísima, por la misma regla de tres, dicho festejo, debería extenderse a todas las fiestas que se celebran a lo largo del año en la ciudad, con el fin de no incurrir en agravios.

    NOTA ACLARATORIA: Cuando en esta columna de la semana pasada se decía “…de los antaño polémicos Jesús,…” dicha comparación, se refiere a un célebre Jesús ya jubilado y no al que presta su servicio en la actualidad.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook