Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 04
    Abril
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    ¡ El Museu del Tèxtil no estaba muerto!

    Emulando la canción del rey de la rumba catalana, Peret; “No estaba muerto, estaba tomando cañas”, así parece haber acontecido esta semana en la llamada capital de la Vall d’Albaida, en el asunto propiciado por la visita que giró el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, digo a ese muerto vivo que es el Museu del Tèxtil de Ontinyent. Pero, ay, como destacaba esta edición, el soplo de vida que necesita dicho museo lo hacía sin “sin concretar inversiones”. Por lo que lo demás ya tiene la consistencia del humo. Léase el pronunciamiento que hacía Puig, en el sentido de que “será el primer museo descentralizado de la C. Valenciana”. Una promesa que, a dos años de los próximos comicios, ¡ojala! que anden equivocados los desconfiados, ya que tiene todas las papeletas para ingresar en el baúl de los recuerdos insatisfechos. La cual, de rebote, a quién más perjudicaría sería al batle Jorge Rodríguez. X. Puig que asistió a la sesión del Patronat de la Fundació Museu del Tèxtil, conoció de primera mano el proyecto museístico, aún desconocido por el gran público, del que si se sabe que, de llegar a buen puerto, que se ubicará en la prevista rehabilitación de la antigua fábrica Manuel Revert. Y aunque el personal no creerá en dicho museo hasta que meta los dedos en su llaga, el presidente socialista de la Generalitat, sin duda avalado por ser el que más visitas ha realizado a Ontinyent, y solo en apenas dos años de mandato, dejó abiertas las puertas de la esperanza, tanto cuando avanzó que el Museu del Tèxtil de Ontinyent “podría ser un ensayo de museo de la Comunitat Valenciana descentralizado”, como cuando dijo “el Consell estudiará ahora la implicación en el proyecto”, la guinda  fue: “sí que hay un compromiso y sí que vamos a hacer efectivo ese compromiso”. El gran reto ahora, para Puig y Rodríguez, será, además de erigir un museo vivo, cumplir con los plazos, 2018 y 2019, y conseguir esos casi 3 millones de euros que, según la Fundació del Museu, hacen falta para que pase de ser un proyecto a una realidad.

    Está bien que se aproveche la visita del presidente de la Generalitat para premiar la labor de empresas solidarias, como Vidrios San Miguel, Plastiken y Serco, de la comarca, en la tarea de integrar a trabajadores con discapacidad, del proyecto Trèvol. Uno de los servicios estrella de la Mancomunitat. Aunque se echa de menos que este organismo no le ponga fin a tan prolongada sombra, la que se cierne sobre tan loable proyecto social, que mayormente circula “soto voce”. Y que se cuela sobre la que se presume inflada plantilla, entre necesarios y apesebrados, al calor de la integración social. Arrojar luz sobre ese fantasma, mediante auditorias y otra suerte de mecanismos de control, es una decisión que compete al gobierno que preside Vicent Gomar.

    COSER LAS ORILLAS URBANAS. Que «Ontinyent tiene el reto de que el río sea un elemento de unión y no de separación», según sentenciaba su alcalde, Jorge Rodríguez, en el transcurso de la jornada sobre las «Nuevas Estrategias de Ordenación del Territorio», tal y como publicaba Levante EMV, significa una buena nueva, por cuanto, y a la vista de los hechos, los diferentes gobiernos ontinyentins ha vivido de espaldas, mayormente, en relación al lecho urbano del rio Clariano. Empezando por el  equipo de Rodríguez. Ya que sus técnicos no solo desdeñaron el año pasado, en el “Ontinyent participa”, la propuesta de una pasarela peatonal, que hizo la asociación de arquitectos de la ciudad, con escusas peregrinas, sino que en las inversiones posteriores del gobierno que preside J. Rodríguez, tampoco se repescó dicho proyecto. Por ello cabe saludar la nueva fe municipal, que deberá ratificar con hechos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook