Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 28
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL PP SE LO CARGA TODO, TODO

     Peor imposible para cerrar 2012 en la Vall d’Albaida. Tal y como se podía leer en  algunos diarios digitales, el pasado sábado, “El vot del president de la Mancomunitat fica la comarca al Consorci de Residus”, “El PP aprova que la Mancomunitat de la Vall s’integre en el Consorci de residus que duplicarà la taxa del fem” o como informaba esta edición: “Réquiem por el Plan de Minimización”. Sin embargo, pese a la indignación que se ha desatado hacía el PP por dicha actuación, aún no está todo el pescado vendido. Ya que la defensa numantina, avalada por las leyes, que prepara todo el arco político (excepto el PP) y social de la Vall, parece  que se va a plasmar en una batería de impugnaciones y de recursos judiciales, ya que parece va a luchar porque prevalezca el criterio legal, según el cual la potestad de adherirse al Consorcio es individual de cada ayuntamiento, mientras que la Mancomunitat al que los municipios de la Vall le han delegado el servicio de las basuras, a través del Plan de Minimización, y por si sola no estaría legitimada para actuar por todos. Por lo que el acuerdo plenario carecería de validez jurídica. Por ello César Narbona, el secretario (criticado por la oposición, por su imparcialidad abogando por el presidente, en el bochornoso lance de negarle el voto al nuevo conseller J. A. Francés), en este caso especuló sobre iniciar un camino del que ni tan siquiera estaba seguro de su legalidad.

    No obstante con el “paripé” que se escenificó el pasado viernes, se advierte que el PP habría pretendido dar un golpe de efecto que propiciase la rendición del P. De M. De la Vall ante el Consorcio de los Parra- Castellano-Fabra.

    Tras esa noticia de afrenta, para las gentes de la Vall, emerge un oscuro, y seguramente letal, futuro para el ente que contribuyó durante un cuarto de siglo a crear conciencia y dinamizar las tierras blancas de la Vall. Acontece que frente al espíritu con el que nació y se desarrolló la Mancomunitat, en sus primeros quinquenios, cabe apuntar la pérfida realidad en la que se sustanció el citado pleno, o sea la activación, por parte de los secuaces del PP, de la vieja estrategia del divide y vencerás, un proceder que se sitúa en la antípoda del alma del organismo comarcal, que se nutria a base de consensos y ayuno de politización (como aconteció con las cajas, el PP emplea a su tsunami particular,  donde politiza no crece la hierba). Ahora el PP ha abierto dos bandos irreconciliables.

    Fue un golpe traicionero, que afecta casi a la mitad de la población de la comarca, la de Ontinyent. Por ello su gobierno ya ha manifestado su intención de tomar cartas en un asunto que, independientemente del servicio de los RSU, le viene a costar unos 500.000 euros anuales. Y será, según fuentes del Consistorio, con toda clase de recursos legales.

     Ya que de consagrarse esta amputación de un servicio gestionado en la comarca, vendría a sumarse a los eternos agravios en sanidad, comunicaciones, hacienda, etc, y encima “carregat de bombo” (costará el doble el mismo servicio).

    Los hechos, que por su gravedad y alcance no se pueden soslayar, tuvieron lugar en el transcurso del pleno extraordinario celebrado en Castelló de Rugat. Ya que están en juego millones de euros y, sobre todo, irrumpe un constatado “enriquecimiento ilícito”, como  hizo público el ayuntamiento de Ontinyent, a costa del contribuyente.

    ¿Y quién es ese presidente en funciones de Atila?, al parecer con el propósito de aniquilar el organismo, decir que es el alcalde, por los pelos, de Benigànim, digo de Juan A. Puchades, es nada. Su ADN político pertenece a esa tropa de políticos, desnudos de valores, de ética (de los que tanto proliferan en el PP valenciano), de perfil gris, sin modelos de gestión y cuyos principios emulan a G. Marx, “mis principios son estos, pero si no le gustan tengo otros”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook