Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 15
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EMPLEO Y FORMACION

    Si tenemos en cuenta que los licenciados ontinyentins están buscándose la pataqueta por otros lados, incluso más allá de las fronteras autonómicas. Sin desdeñar el bajo índice comparativo de universitarios en Ontinyent, respecto a otras ciudades de censo similar, tal y como avalan los dígitos existentes. Llegaremos a la conclusión que una de las pocas válvulas de escape, obviamente hacía el futuro, que le queda a esa pila de ciudadanos de Ontinyent contabilizados por las listas del INEM o Servef, o   sea esos 4100 parados, aquí y ahora pasa por la formación, académica o laboral.

     

    Con todo el futuro de Ontinyent, pese a los cuentos de Alicia en el país de las maravillas, respecto a esta ciudad, que proclaman con extasiada alegría muchos candidatos-as que concurren a las elecciones del 22M, sigue sombrío y sin despejar. Ya que como han empezado a atisbar diversos observadores, un número importante de jóvenes licenciados ontinyentins, ante la falta de ofertas laborales, están traspasando fronteras, seguros y con posibilidades reales de encontrar ocupación. Esa evidencia redunda en un preocupante vaciado, en el censo municipal, de población preparada y en óptimas condiciones para ejercer de recambio generacional, para conducir con garantía ese incierto futuro, siempre sin despejar..

    Frente a tales constataciones Ontinyent tiene que afrontar el órdago de haber contado, durante el vital último cuatrienio, con un gobierno municipal lastrado y con el disco de “la culpa fue del cha cha cha” rallado. Y así no se puede avanzar, digo sin levantar la mirada con meridiana nitidez hacía nuevos horizontes, abandonando de una vez la viciada vanidad que gira entorno al ombligo de la primera edil.

     

    A  tener en cuenta, como señalan los socialistas, que “según cifras oficiales, el 80% de los 4.100 parados de Ontinyent carecen de formación o sólo tiene formación básica y que son los universitarios los que menos están sufriendo los efectos del paro”. Una constatación reflejada en sus propuestas programáticas de revertir Ontinyent en “ciudad educativa” y en crear “un Centro de Referencia para impulsar la reactivación económica y del empleo”.

    Pero en los vaivenes de la campaña  electoral, lejos de contraatacar a las antedichas propuestas, con proposiciones de rango y verosimilitud, la alcaldesa Lina Insa respondía a los socialistas con un nuevo paripé escénico de “garbellar aigua”, convenientemente editorializado, en versión de  referente intelectual PP, por el amiguito Josele, proclamando la visita a unos terrenos, destinados a aulas universitarias, que veremos si dentro de un lustro aun lucen como parqueo de coches o son cultivo de “brossa”. Pese a los denodados esfuerzos de un genérico PP, por prostituir al estamento judicial, la Junta Electoral de Ontinyent, tomaba cartas en el asunto y se pronunciaba contra la pretensión de Insa, al considerarla “ilegal”. Abortando el simulacro de su súbita fe hacía los estudios universitarios.

    Al margen de los  rifirrafes electorales, empezando por el empresariado vall d’albaidi, agrupado en Coeval, los estudios universitarios y la formación de calidad y nivel, se presentan como una de las pocas alternancias ciudadanas, de cara a afrontar  con ciertas garantías de éxito  el incierto futuro que se masca por estos lares.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook