Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 29
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    En busca de la economía perdida

    El pasado domingo finalizaba en Madrid FITUR 2016. Ontinyent ofreció para la ocasión incentivos como “historia, gastronomía, cultura y sus espectaculares fiestas de Moros y Cristianos”, según apuntan desde su representación, el gobierno municipal. Al respecto la concejala ontinyentina de Turismo, Sayo Gandía, ha manifestado que “estamos trabajando en un Plan estratégico de ciudad que atenderá muy especialmente el ámbito turístico porque Ontinyent tiene mucho potencial en el turismo de interior”.

    Con todo y vaya por delante la buena voluntad  que, sin duda, asiste en la gestión a la susodicha edil y al gobierno del que depende, toda esta suerte de iniciativas de marketing turístico de la marca Ontinyent, en el computo del ranking del mercado global en el que nos movemos, viene a ser como “garbellar aigua”. Resulta sintomático, en relación a lo antedicho,  que esta es la hora en la que nadie ha puesto en negro sobre blanco, los dígitos positivos que reportan campañas como FITUR. Las cifras del debe, aunque no se hacen públicas, suelen ser, eso sí, de poco relieve. El enigma salta cuando, edición tras edición, no salen los números positivos que, a corto y largo plazo, se pueden escribir en el haber. Es en este punto donde se suscita el “quid” de la cuestión. Porque en una Feria internacional que se venda como reclamo “la gastronomía, las Fiestas de Moros y Cristianos o parajes naturales emblemáticos y un centro histórico”,  es por decirlo suave, muy atrevido. Máxime cuando la  profesionalización, el servicio, o los horarios de la hostelería local (potencial beneficiaria), salvo contadas excepciones, solo parece estar preparada para atender el bocadillo de la mañana o las cenas del fin de semana. Mientras que el hospedaje sobrevive a base de eventos extra.

    No, el turismo, hoy por hoy, aún dista un buen trecho de ser un recurso económico clave o complementario. Sobre todo para Ontinyent. Una ciudad que se debate por encontrar un modelo económico, ante los nuevos retos del mundo actual. Además de carecer de  una infraestructura que recaude los hipotéticos beneficios turísticos, que repercutan en la economía de la ciudad, cabe preguntarse, no ya a nivel nacional o internacional, sino meramente comarcal o del ámbito de las CCV, si la oferta turística cultural, gastronómica, urbanismo, etc., ¿no se sustancia en un quiero y no puedo?. Digo del pretendido Museo del Textil de la Comunidad Valenciana, valga el ejemplo. ¿De verdad     que a alguien más que no viva entre la urbanización Helios de Ontinyent y la ermita del Pla, le puede interesar lo expuesto en FITUR?

    En esto  de la economía no se puede ya recurrir ni a los antaño doctores de la iglesia, sea la que sea lo que significara, como la más reciente historia nos ha demostrado, ya que hemos visto caer a muy altas torres. Así que medidas económicas como las que ha tomado, y sigue en el empeño, digo del gobierno de Jorge Rodríguez, cabe saludarlas desde la irrenunciable esperanza. Caso del nuevo plan, presupuestado en un millón de euros, “la reactivación económica y fomento de la ocupación. Ontinyent empren".

    O también, en septiembre, el “foro de ocupación con un área de entrevistas de trabajo”.

    A modo de legado lapidario, Joan Gilabert, como despedida a su paso municipal, escribía unas sustanciosas reflexiones en las redes sociales. En el primer apartado nos dice que: “La situación en Ontinyent continua muy complicada. Es cierto que se ha reducido el número de desempleados durante el último año, más que en ciudades como Xàtiva y Alcoi; pero también es cierto que crece menos en contratos y en trabajadores-as que cotizan a la Seguridad Social”. Atribuye la reducción de la demanda  de trabajo a la “emigración laboral”. Mientras en el segundo insiste en que es “necesaria una valoración rigorosa de les medidas aplicadas en los últimos planes”. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook