Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 07
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    EN BUSCA DE LOS PACTOS PERDIDOS

    En estos días de pactos y formación de los nuevos gobiernos municipales en la Vall d’Albaida, y especialmente en aquellas poblaciones que precisan de pacto, tanto programas de gobierno como de personas, hay atisbos de incoherencias y otros lastres humanos que, en algún caso, raya con el esperpento y que, sobre todo, retrata a quienes se muestran incapaces de alcanzar acuerdos. A menudo, dicha disfuncionalidad política, se da “entre cosins germans” ideológicos, del ala progresista, pero a la postre evidencian que, de las siglas que representan al individuo de turno que se cobija  tras ellas, suele haber un buen trecho, que evidencia las impuridades que militan en los partidos, dada la dificultad intrínseca que conlleva la aplicación de filtros de coherencia. Es, seguramente, el caso del candidato de Compromís por Montaverner, Juli Juan, que como publicaba este diario, esgrime unos argumentos de tan bajo perfil, que solo inducen a su descalificación personal como político de Compromís. Frente a la razonable solución salomónica de compartir todo, incluida la alcaldía, de los socialistas, I. Juan recurre a créditos peregrinos, como “no tenemos conflictos con nadie”, que reflejan su ceguera de miras. No en balde, de seguir así “los conflictos” no le tardarán en llover, empezando por sus desencantados votantes, si la alternativa, como parece, la busca en el PP. ¿No convinieron, todas las fuerzas democráticas, de aquí y de allá, que el deterioro democrático perpetrado por el PP, unido a la carcoma de la letal corrupción, había situado al PP fuera del marco democrático?, tal y como ratificó el electorado valenciano el pasado 24M, enviando, en la mayoría de casos, al PP a purgar sus pecados al purgatorio. Desafortunadamente tan preclaro norte no está obteniendo, en el transcurso de los pactos, incluido el que sostienen al máximo nivel, Ximo Puig y Mónica Oltra, mayormente el resultado esperado por los votantes de opciones progresistas.  Al menos hasta ahora.   

    MÁS HERIDAS ELECTORALES. A la vista de lo acontecido en los pasados comicios, y en lo que le toca a Ontinyent, como consecuencia del “soufle” experimentado por el PSPV, dos formaciones afectadas por los resultados ya le han dado respuesta. Por una parte Filiberto Tortosa, cabeza de cartel del PP, renunciaba a su acta de edil, al bajar de 10 a 3 concejales, lo que no tiene parangón por estos lares, en un gesto de asumir responsabilidades, tan desacostumbrado en él, pero que finalmente le honra, tras dos décadas continuadas adscrito a la política local y comarcal. No hay que olvidar que, además, durante más de un quinquenio simultáneo su concejalía del PP con la de presidente de la Mancomunitat valldalbaidina. Por efecto dominó, su renuncia, también se ha visto arrastrado el fichaje del ex presidente de los constructores, José V. García, Obviamente les faltó realizar un análisis de autocrítica riguroso. Una eventualidad excesiva en un partido acostumbrado a no dar explicaciones. Otro cantar será que su renuncia conlleve “facilitar el camino hacia la renovación del partido”. Ya que el diagnóstico del PP va más allá de las caras y le afecta a su mismísimo ADN.

    Otro encaje, a tenor de lo transcendido, es el que esta sosteniendo Compromís. Ya que la reacción, no exenta de rabia humana, desconcierto y frustración, digo de la candidata número 4 de Compromís, cuya emisión de opiniones comparten otros militantes de la coalición, se compadece mal con el rigor y la autocrítica. Embargada por las emociones, deslegitima el fulgurante ascenso de Jorge Rodríguez, y lo achaca frívolamente a las fotos y a las campañas informativas en los medios de comunicación. Y todo sin la menor autocrítica.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook