Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 26
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EN LA VALL GANÓ LA DEMOCRACIA

    ¡Albricias!, lejos de santificar la corrupción del PP valenciano, en algunos de los principales municipios valld’albaidins, sus habitantes si les han retirado las mayorías absolutas, casos especiales de Albaida y Ontinyent.

    Otro dato a destacar, de los comicios del pasado domingo, ha sido la emergencia definitiva de Compromis, ya que detentara las alcaldías, con mayoría, en municipios como Agullent y Otos, mientras que en l’Olleria, la segunda ciudad en censo de la comarca, según sea el pacto de gobierno también podría tocar vara de mando.

    Sin embargo donde las urnas si que han arrojado un resultado justiciero es en Albaida y Ontinyent, en que frente el tsubani azul nacional, las endémicas mentiras y pésima gestión, a nivel ciudadano y económico, les ha pasado factura. Tanto Beneyto en la figura de su sucesor, R. Sala, como Insa, van ha tener que purgar por sus pecados, de toda índole política, tal como debería haber acontecido en un sistema democrático sano con los Camps, Fabra, etc. Que en el caso de Insa, por dignidad, debería saldarse con  su retirada total de la escena política, después de haber sembrado, como nadie, de cizaña y plantas venenosas los caminos democráticos de este lugar. No es de extrañar que su principal reclamo de campaña electoral fuese obtener la mayoría absoluta, consciente de que había cortado todos los puentes de diálogo con partidos y asociaciones ciudadanas.

    Y esta ha sido la gran noticia de esperanza que ha n tenido los ciudadanos mas fieles a las esencias democráticas.

    Ahora, al menos en  estos municipios, y hasta el dia de la toma de posesión de los cargos electos, las negociaciones entre las tres fuerzas situadas frente al PP van a ser, a priori, largas y complejas, por cuanto reconducir el desifaci sembrado por las anteriores alcaldías de J, J, Beneyto y L. Insa, no será tarea fácil, y requerirá de mucho temple para dar con la formula mas conveniente de gestión ante la ciudadanía.

    En la actual coyuntura reactivar gobiernos tripartitos levanta mas dudas que certezas.

    La posible solución a Ontinyent la apuntaba el manifiesto de la asociación  vecinal de el Llombo la  semana pasada, cuando al final de un escrito contundente e irrefutable, exponía que abogaba por “...si el PP es el partit mes votat, Lina Insa deu repetir com alcaldessa. Fins i tot si no té la majoría absoluta”. Pero esta aseveración choca con el dilema,  proclamado por los partidos de la oposición, según el cual L. Insa es, antes y ahora, el gran problema de Ontinyent. Toda vez que ante un hipotético gobierno de salvación, nadie de los otros partidos da muestras de querer   compartir con la  alcaldesa ningún objetivo, teniendo en cuenta la estela de indignados que ha sembrado en 4 años de gobierno. Por lo que su renuncia, para aclarar el futuro de la ciudad, es un clamor que oye hasta en la intimidad de mucho personal del PP.

    A resaltar también, en los resultados autonómicos ontinyentins, a modo de aviso para sus respectivos partidos, que mientras L. Insa obtenía unos 150 votos menos, J. Rodríguez superaba en mas de 600 votos a su homónimo J. Alarte. Y es que los pecados de este, caso de la amputación de las comarcas, en el contexto del organigrama del partido socialista, le ha pasado factura.

    El tsunami de la gaviota se ha debilitado notoriamente en esta comarca, tanto es así que, a expensas de los posible pactos o decisiones en seis municipios, la presidencia de La Mancomunitat va a ser una incógnita, a despejar después de la próxima constitución de las nuevas corporaciones municipales.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook