Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 03
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    Entre la paz y la censura

    De pronto las buenas noticias, sobre el Pla de Minimització valldalbaidí, se suceden y presagian lo mejor. Lo que equivale a decir que una década de lucha y pleitos judiciales no se van a saldar en balde. La mayor la informaba Levante EMV: “Luz verde al convenio de colaboración con la Vall d’Albaida”. La ausencia de votos en contra acerca del acuerdo “desencalla la relación entre la Mancomunitat y el COR”, sintetiza y plasma el clima resolutivo y pacificador que se instauró en muchas administraciones públicas valencianas, al ser desalojado de ellas tantos gobernantes corruptos y perversos del PP.
    Es un convenio forjado a base de consensos, que abre la ventana a la esperanza, la de la Vall a tener su propio proyecto medioambiental. Pero también a que se vean públicamente reconocidos sus esfuerzos por ser pionero en la materia de los residuos. También resulta alentadora, para la Vall, la mención expresa que se hace: “El COR se compromete a «acelerar los trámites» para que esta comarca disponga de una planta de residuos propia en Bufali”, así como la supresión de esa losa gravosa, para la Mancomunitat que preside Vicent Gomar, al “poner fin al sobrecoste diario que asume el ente comarcal en el transporte de la basura a Rótova”. Como contrapartida la Mancomunitat acepta “intermediar para que todos los municipios que la integran se unan al Consorcio”. Además el COR atenderá la reclamación que se venía haciendo desde la Vall, y “abrirá expediente de responsabilidad patrimonial por el sobrecoste del kilometraje de la basura, y compensará a la Mancomunitat”. A mayor abundancia el documento reconoce los «errores» del pasado: “La falta de diálogo y el enfrentamiento judicial con la Mancomunitat”. Por lo cual, y al margen de alguna aspereza judicial que haya que limar, el paso dado esta semana es de suma importancia futura.
    LA ALARGADA SOMBRA CACIQUIL DE LA CENSURA CUBRE ALBAIDA. Que la censura, tras cuatro décadas de democracia, siga dando sarpullidos contra la libertad de expresión, es un demérito lo protagonice quien sea. Que además llueva sobre mojado, como acontecía esta semana en Albaida (población que junto a Aielo de Malferit, parecen ser los dos municipios de la comarca donde el caciquismo se resiste a desaparecer) es una noticia que induce al desasosiego y la desesperanza: “Censuran un artículo de CC OO en el libro de las fiestas patronales de Albaida”. La plasmación de esa censura no ha podido ser más chapucera, ya que los ejecutores de tal anacronismo han sido, al parecer, miembros de la comisión de fiestas, quienes han “arrancado la página (redactada por CC OO de Albaida) con el texto después de editarse y presentarse públicamente el volumen”. Y todo porque los del citado sindicato aprovechaban dicha tribuna local para “reivindicar derechos para los trabajadores de la empresa Reig Martí”. El titular de dicha empresa, en opinión de muchos albaidenses, aún ejerce de cacique de Albaida, cuyos deseos son acogidos como órdenes, entre gran parte de la población. Una falta de libertad que calladamente asume la presidencia festera. Pero lo mas grave del asunto atañe al alcalde, Josep Albert (Compromís), responsable máximo de la edición del libro festero, quién actúa como cómplice de esa censura, para no agraviar al señorito cacique. Una actitud sumamente reprobable, en quién políticamente, se presupone, que representa a un partido renovador e independiente de políticas rancias. Y es que Albert va de mal en peor, ya que tras no abonarle a la Mancomunitat el servicio de recogida de basura, resultando inoperante en cinco años en este asunto, él si se lo cobra a los albaidenses, y en la reciente reunión del COR votó a favor del aumento de la tasa a sus ciudadanos, por la prestación de dicho servicio.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook