Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 11
    Marzo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    GARROTAZO AL PLAN DE LA VALL

    Sorprendente, “si mes no”, la noticia que afloraba este diario el sábado pasado; “El COR entierra el proyecto de Llanera y prevé una planta en Bufali y un vertedero en Zarra”. Al menos contemplada desde la Vall d’Albaida. Y es que según el proyecto que andan cocinando en la Conselleria de Medi Ambient, por de pronto el Pla de Minimització valdalbaidí queda desnaturalizado, y pierde una de sus principales señas de identidad, como es la de ser estrictamente comarcal, sustanciada en un modelo de gestión de los residuos cien por cien comarcal.

    Este hachazo a la comarcalización del País Valencià, no solo no resuelve la pila de problemas que acechan al COR, que al menos, de darse vía libre al Pla de Minimització, vería reducido el volumen de su magna problemática. Además no resuelve la demanda judicial que, al final del pasado año, la empresa concesionaria del servicio de residuos sólidos, Recisa, interpuso contra la Mancomunitat de la Vall, cifrada en unos 4 millones de euros, debido a que por las presiones judiciales, a las que sometió a la Mancomunitat el COR, la empresa Recisa tuvo que renunciar a la labor que realizaba en Bufali y trasladar los residuos a la planta de Rótova, desde agosto del año pasado.

    En este irresoluto asunto muchos son los interrogantes que se suscitan. Así ¿Por qué no se invita y consensua toda la problemática que atañe a la Vall con una representación de Recisa?, ¿Porqué no se le ha dado vela, con la que los cocineros políticos del nuevo proyecto hubiesen visto el asunto más claro, digo del director general de Medi Ambient, Joan Piquer, un técnico a tener en cuenta, que conoce como nadie el proceloso recorrido del Pla de Minimització’, ¿Dónde  está escrito que Vytrusa, y su sombra alargada que es FCC, renuncien a pleitos judiciales y a exigir indemnizaciones, con lo que les gusta llevarse los beneficios crudos?, o sea la misma macro empresa que en los pasados días volvía a estar involucrada en los chanchullos del PP, para la ocasión el memorial acusatorio contra Alfonso Rus: “Una juez de Xàtiva ha abierto una causa en la que figuran como investigados entre otros el delegado de FCC en la Comunidad Valenciana, Salvador Otero, y un ex teniente de alcalde del PP de A. Rus, Vicente Parra (ex presidente del COR) ”. La Generalitat y la diputación, con una parte del pastel del COR a su cuenta, deberían mojarse más y propiciar que esa reducción de costes, que pretendidamente se daría con el nuevo modelo de gestión, al menos para que los valldalbaidins la palpen en sus recibos, y que con el nuevo proyecto suscita muchas dudas, superen una condición innegociable, la que inexcusablemente pasa por respetar la génesis del Pla de Minimització. Al tiempo que a alguien le corresponderá denunciar ante los tribunales a los anteriores gestores políticos de Medi Ambient (del PP), que una y otra vez escondieron en cajones y a la luz pública, los continuados informes técnicos favorables a la planta de Bufali y, en definitiva, al Pla valldalbaidí. Así, ocultando informes en Conselleria, ya podía pavonearse el anterior presidente del COR, V. Parra.

    El caso de Albaida

    Que la Mancomunitat valldalbaidina tiene y arrastra un grave problema económico con el ayuntamiento de Albaida, es público y notorio. Procedente del compadreo del anterior alcalde albaidí del PP, Juan J, Beneyto, con los anteriores presidentes del ente comarcal, que propicio que la deuda alcanzase límites escandalosos e insostenibles. Pero que tras el cambio de alcalde, hace casi 5 años, Albaida siga endeudada con la Mancomunitat, con cerca de 2 millones de euros, es sencillamente inadmisible. El actual alcalde, Josep Albert, gobierna como si el problema no fuese con él. Deja en papel mojado el estudio que, bajo su mandato, se elaboró en 2007, el informe Landan.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook