Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 06
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    Grietas en el gobierno municipal de Jorge Rodríguez

    Cuando ya se ha cumplido un año del gran triunfo electoral de la candidatura socialista que preside Jorge Rodríguez, y en vísperas de celebrar el primer aniversario de su mandato, han comenzado a aparecer algunas grietas en su fornida imagen de gobierno. Por una parte, en un asunto gestionado en la oscuridad, y por tanto sin transparencia, le daba un soplo de vida al alicaído PP ontinyentí, al permitir que les afease su pronunciado “silencio” respecto al cobro de los recibos de la basura, desde la diputación. La institución que también preside Rodríguez y que, como denuncia el PP, “se cobran recibos sin responder a las alegaciones de los vecinos y tramitadas desde el ayuntamiento”. Unas alegaciones que promovió  J. Rodríguez, en el anterior cuatrienio, cuando gobernaba con Compromís, y en la diputación estaba el PP con Alfonso Rus al frente. El contumaz “silencio” que el gobierno socialista viene manteniendo en este asunto, de forma enrocada, empieza a suscitar preocupación.

    Tampoco la que debiera ser una buena noticia para los vecinos del Llombo, que llevan como dos décadas reivindicando una rotonda de acceso al barrio, la propuesta o proyecto, con “una rotonda satélite”, que se le daba a conocer esta semana, parece cumplir los requisitos, al distar mucho de las expectativas depositas en dicho proyecto. Y lo que es peor, se ha producido una suerte de manipulación informativa, al poner en boca de dicha asociación vecinal opiniones que no ha expuesto. La solución apunta a un necesario “consenso”, que no ha mucho era el santo y seña de J. Rodríguez, y cuyo norte parece haber desaparecido del punto de mira de su gestión.

    Finalmente la tercera grieta le llegaba a J. Rodríguez en forma de “corná”. Ya que en el referéndum convocado por el gobierno tripartito de Xàtiva, se imponía la supresión de las corridas de toros, (y ya se sabe “cuando las barbas de tu vecino veas cortar…”). Un asunto que en el caso del parche de esos “bous en corda”, o de “les penyes”, que sin mediar referéndum, ni nada parecido, se celebraron en abril, además de los tradicionales de las fiestas de la Purísima. Una puya que Compromís de Ontinyent le clavaba al batle, a cuenta del incumplimiento del pacte del Botànic, según el cual les Corts retiraron la ley del PP, que obligaba a los ayuntamientos a autorizar toda suerte de “bous al carrer”.

    CASTELLÓ DE RUGAT HACE COMARCA. Aunque puede ser vital para el ente comarcal, el acuerdo según el cual “Castelló de Rugat liquidará en tres años 176.000 euros de deuda con la Mancomunitat”, del que informaba Levante EMV, no es menos trascendente el sentido ejemplarizante que tiene para toda la Vall, léase el compromiso adquirido por el alcalde de Castelló, Antonio   Esquinas, con el presidente de la Mancomunitat, Vicent Gomar. Un aviso que, por su notoriedad, pone en el foco en el actual alcalde de Albaida, Josep Albert, quién pese a llevar ya cinco años en el cargo, aún no se le ha visto realizar ninguna maniobra loable al respecto. De acuerdo que la deuda que le infringió a Albaida su antecesor, durante ocho años, el alcalde del PP Juan J. Beneyto, quién no pagó durante años la factura de la basura a la Mancomunitat, pese a que él si se la cobraba a los vecinos, fue una deuda millonaria. Y aunque las leyes siguen siendo muy laxas con los mandatarios irresponsables, también es verdad que alguna ficha debería mover, con el fin de que no queden impunes los “desficacis” de Beneyto. Al tiempo que debería azuzar el ingenio, y asumir, con rigor, un calendario de pagos (debe 1’7 millones de euros)  que desahoguen las arcas de la Macomunitat. Por lo que J. Albert, ahora, tiene la pelota en su tejado, a la hora de saldar esa deuda.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook