Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 03
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    "HABEMUS" ALCALDE

     Tras arduas negociaciones, consensos y  pactos, el vetusto y remozado Palau  de la Vila  de Ontinyent se convertía en el marco de rango donde,  los ediles electos del PSOE y Compromís, hacían visible el nacimiento del que será el nuevo gobierno de Ontinyent, para los próximos cuatro años, el pasado jueves. El cual estará presidido por  un “xiquet”, el socialista y único licenciado en Ciencias Políticas del Consistorio, Jorge Rodríguez, tal y como era ratificado en la alcaldía, durante el pleno de constitución de la nueva corporación municipal ontinyentina, de ayer  al mediodía. Con ello se ponía  fin a una dilatada espera,  trufada de temores ante las trampas que suscita el PP, a la hora de  pervertir la voluntad del voto democrática, historiales como los de la Maruja Sánchez en Benidorm o el Tamayazo de Madrid, entre otros, les avalan de sobra en estas perversidades. Afortunadamente no hubo tongo esta vez.

    Vaya por delante que la llegada y la intervención del nuevo alcalde, Jorge Rodríguez, fue saludada con efusivos y prolongados aplausos, tanto de los presentes como, se barruntaba, entre el resto de ciudadanos que siguieron la sesión  por la TVO, cuya elección y ansias de cambio, en la reciente historia de la ciudad, solo tiene como parangón a la expectación y fervor de permuta que se suscitó  tras la muerte del dictador Franco. Obviamente, la “dictadura”, esta vez estuvo representada por el gobierno saliente de Lina Insa, cuya mayoría absoluta anterior, quedó fulminada por el 22M, cuando solo recibió unos 8000 votos, frente a los 10000 que recogieron las fuerzas de talante democrático.

    Al margen de anécdotas de todo signo que emergieron durante el pleno constituyente de ayer, cabe subrayar las líneas maestras anotadas por cada representante de los respectivos partidos. Destacando las del nuevo alcalde, Jorge Rodríguez, que centro su alocución en Ontinyent, frente a los otros tres que, aunque por motivos diferentes, recurrieron, en parte, al ámbito nacional para asentar sus críticas expositivas. El socialista sustanció su oratoria, tras los protocolarios agradecimientos,  en manifestar su vocación de servicio abierta a todos, sin excepción, “un Alcalde ha de ser l’alcalde de tots i totes, el del poble, no el d’un o altre partit”.  Para conseguirlo dejo bien patente que no estará solo, sino que contará con los regidores del PSOE y de Compromís, mas el apoyo de EU. Abogó por el consenso y el diálogo como herramientas de trabajo.   

    Invitó a participar y compartir la construcción del futuro Ontinyent. A partir de premisas alejadas del ciclo finiquitado, como la  regeneración democrática (ya es sintomático, al respecto que, los de Insa, nunca hayan hecho hincapié en este deterioro), pero también aludió a otros como: “sostenibilitat, l’austeritat i el control de la despesa i, especialment, en una nova política de promoció econòmica per a la nostra ciutat”, que constituyen los  ejes sobre los que, a priori, girará la gestión del nuevo gobierno municipal. En su declaración de intenciones hacia la pluralidad y la diversidad, J. Rodríguez, apuntó a referentes divergentes como una cita alusiva a Adolfo Suárez, así como un guiño al movimiento del 15M. Desde la sentencia, según la cual, “la política és l’art de fer possible el que és necessari”, concluyo con un canto a la esperanza.

    Si los portavoces de Compromís y EU, J. A, Francés y M. Ruiz, resultaron coherentes0, en sus exposiciones, con las líneas genéricas de sus respectivos partidos, la del PP de L. Insa no defraudó, al enrocarse en lo que se presagia como una cansina y malsana estrategia, la de reputar de “tripartito” al nuevo gobierno, pese a ser de dos, como el mayor de todos los males, y las pataletas de mal perdedora que se avecinan.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook