Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 28
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    HERENCIA NADAL (el pecado de la iglesia valenciana)

     Cíclicamente el enquistado tema, amén  de oprobioso para la población de Ontinyent, de la birlada herencia Nadal, mediante el arte del birlibirloque que, a cuenta de la fe ha escenificado la Iglesia Católica, tal así ha sucedido en los pasados días cuando ha irrumpido un nuevo episodio de este novelesco culebrón que, de desvelarse algún día en canal, podría poner al descubierto las miserias y tejemanejes de los que se denominan representantes en España de la Iglesia Católica, en tierras valencianas. El hecho en cuestión ha sido la noticia, según la cual, “El PSOE exige al Obispado de Málaga que devuelva 16 millones a Estepona”, ligados a parte de la llamada Herencia Nadal

    <!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->

    Otra parte, mas de 23 millones de euros, fueron requisados por el arzobispado de Valencia a Ontinyent, con la colaboración del anterior párroco de Santa Maria (Ontinyent), quién tras el atropello a los números fieles agraciados, desapareció por caminos inextricables de esta ciudad. Tras consumar, eso si, la violación de la voluntad testamentaria de la Nadal. Una acción capitaneada, en su momento, por el fallecido arzobispo de Valencia, A. García Gascó, pero que no tuvo mejor suerte traaas la llegada de su sucesor.

    Este es un fondo que ante la plaga bíblica que azota a Ontinyent, al sumar a la crisis global, la de su principal nutriente, la industria  textil, puede erigirse en un detonante de muchas controversias futuras. Ya que la numerosa parroquia católica ontinyentina puede sentirse estafada  y despojada de unas sumas reparadoras de las precariedades que, en teoría, debía cubrir el legado de la Nadal. Y como antecedente del malestar que se ha generado en Ontinyent, contra la cúpula valenciana de la Santa Iglesia Católica, cabe recordar aquellas 2000 firmas, recogidas por un “malalt d’amor  pel seu poble”, como fue el recientemente fallecido Antonio J. Lacueva, abogado, dirigidas al Arzobispo Osoro, reivindicando el retorno y la administración de dicha herencia, según las directrices contempladas en el millonario testamento de la ontinyentina fallecida hace mas de 30 años.

    Para mayor abundancia compete evocar recientes pronunciamientos,  precisamente en mayo último, cuando ex alcaldes y ex concejales ontinyentins se manifestaron públicamente, instando a que sea el ayuntamiento, (anticipándose  a la medida que ahora han tomado los socialistas malagueños), el que enarbole la reivindicación, frente a un agravio injustificable, ante los tribunales o instancias que competentes, siempre en provecho de  un amplio sector social de ontinyentins, diezmados por la avaricia enmarañada del arzobispado de Valencia. También PSOE y Compromís, al frente del gobierno ontinyentí actual, ante el silencio cómplice del anterior gobierno municipal, rompieron una lanza a favor del regreso a la ciudad de la desvalijada herencia, cuya consecuencia es la imposibilidad de que se lleven a término los objetivos expresados por Maria Nadal en su testamento.

    Por tanto, y a la vista de la iniciativa acontecida en Málaga, no seria descabellado, sino mas bien coherente, que próximamente el gobierno ontinyentí tome cartas en el asunto y, también, emulando a los andaluces, exija "todas las actuaciones, incluidas las judiciales, para preservar el legado y la herencia que le corresponde al pueblo”, en este caso al de Ontinyent.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook