Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 12
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Insa sólo trae carbón

    Crónica, la delegación de Levante-EMV o Ràdio Hit son algunos de las cabeceras que gracias al pragmático regalo en forma de programa de exterminio de medios de comunicación —al menos los comprometidos con la veracidad y en definitiva con la libertad de expresión— figuran ya entre las culpas sin castigo que, siguiendo la estela que arrasa a todo el territorio valenciano, ya han fenecido en el ámbito ontinyentí. Un mérito, democráticamente perverso, ejecutado por la gracia del PP, y representado en la capital vall d’albaidina por el gobierno de la alcaldesa, Lina Insa. Una de las mas pérfidas cultivadoras del germen manipulador e intoxicador que, en esta autonomía, empezó a sembrar el zaplanismo, hace mas de 15 años. El resultado, trufado de óbitos informativos, salta a la vista de quién lo quiere ver.

    Y es que en estos tiempos, salpicados de gobernantes maquillados de demócratas, todo se justifica, por malévolo que sea. Así llegamos a constatar prácticas que se pueden tildar de mafiosas en el marco ontinyentí, sin ir mas lejos. Al gobierno de Insa le compete el dudoso mérito de meterle el miedo en el cuerpo a muchos funcionarios municipales que se acercan a los periodistas que esquivan la genuflexión, ante su delirante y manipulador autoritarismo. Son empleados siempre con el ojo avizor, temerosos de ser objeto de represalias por frecuentar ciertas compañías. Toda esta suerte de carbón, envuelto por un clima que, cada día mas, oprime las libertades democráticas, constituye, a no dudar, el principal “obsequio” que los Reyes Magos del PP se disponen a seguir ofreciendo. Por eso, un caso a seguir, respecto hasta donde puede llegar la inmisericorde mano represaliadora del PP ha sido detectada en el Ayuntamiento de Aielo de Malferit, donde ejercía labores técnicas desde hacía tiempo J. M. Bataller, uno de los adalides de la asociación ontinyentina Adeca, el cual, tras poner el grito en el cielo contra los incumplimientos de Insa en el diseminado, tras el reciente debate de la MK, habría caído en desgracia y recibido del PP aieloner el finiquito. Y es que mientras Adeca le sirvió de arma arrojadiza contra el gobierno de Reguart, todos los medios de comunicación que giran en la órbita del PP les daban la carxofa y lo que quisieran, con tal de zurrar la badana al tripartito. En cambio ahora se encuentran con la puerta en las narices cuando acuden a dichos medios. Especialmente las de quien dirige un grupo privado y la TVO. Primordialmente a raíz de la emisión del debate sobre el diseminado ontinyentí, en la televisión comarcal MK. Como resultado, y presuntamente para apagar a una encendida Lina Insa, los medios que dirige el ex triconcejal J. Vilar vienen omitiendo desde entonces las criticas del colectivo o de la oposición socialista, tal como se refleja en la web de dicho grupo de comunicación. Todo un cum laude para quién, en sus largos años de colaboradora periodística, digo de Insa, debió aprender lo peor de la profesión.

    Pero no todo iba ser carbón para los ontinyentins, ya que los reyes de la ilusión infantil también depositaron cestas de esperanza destinadas a la población adulta y con atisbos de lucidez democrática. Entre esos presentes figura la expectativa generada por la sensatez progresista de Els Verds y su pacto con el Bloc. La alianza zanja las palmaditas de mano de hierro con guante de seda recibidas desde el PP

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook