Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 07
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    LA EOI DE ONTINYENT SUCUMBIO A LOS CAMBALACHES

    De todo el escándalo que han provocado las grabaciones del caso  Imelsa, y que entre sus múltiples efectos colaterales, lleva camino de finiquitar las carreras políticas de  Alfonso Rus, así como la de su vicepresidente económico y diputado, el representante de la Vall d’Albaida, Máximo Caturla, desde Ontinyent cabe subrayar el titular del pasado lunes de este diario: “Los ‘atípicos’ favores de Caturla a Rus desde Ciegsa”. Hay que recordar que por entonces M. Caturla era secretario autonómico de Educación y consejero delegado de la empresa Ciegsa, encargada de la construcción de centros educativos. A renglón seguido se podía leer un esclarecedor paso de Caturla: “licitó la Escuela Oficial de Idiomas (de Xàtiva) por 4’7 millones 24 días antes de llegar a la diputación con Rus en 2007”. Y es que en esos días se consumó uno de los agravios mas incomprensibles del gobierno autonómico valenciano, al ignorar unas licitas reivindicaciones, manifestadas por casi todos los gobiernos democráticos ontinyentinos. Es decir la construcción de una Escuela Oficial Idiomas. Una demanda que arranca hace unas tres décadas, al aprobar el pleno municipal de Ontinyent una moción presentada por el entonces concejal de cultura, Ximo Ureña.

    Para parchear tal “desficaci”, al favorecer arbitrariamente a la capital de la Costera con la infraestructura educativa, y pese a que aún no había estallado la crisis, y  en consecuencia no atendieron los avales ontinyientins: sumar una población que rebasa en una cuarta parte a Xàtiva, su distancia con Valencia dobla casi la de Xàtiva, además de no disponer de un tren cada media hora como Xàtiva, , pero si tener a su favor la tradición exportadora de la industria ontinyentina, e incluso hasta la asociación empresarial Coeval había reclamado la susodicha EOI, se optó, desde la conselleria de Educación, por ponerle un parche el asunto. Eso sí, con el maquillaje colaborador del gobierno ontinyentí del PP, presidido por Lina Insa, ya que se accedió en ese tiempo a dotar a Ontinyent de un Aulario idiomático, dependiente de la EOI de Alzira. Pero como se vio el pasado curso, en que más de 800 alumnos se quedaron si acceso, por exceder las solicitudes al número de matriculas restringidas, esta solución  ha sido cicatera.

     Por  todo lo antedicho cabe concluir que la EOI de Xàtiva, que entro en funcionamiento el curso 1010-2011, costo finalmente, según la nota oficial, 4 millones, y consumó el cambalache entre Rus y Caturla. Sin que haya llegado aún la hora de dar una explicación oficial acerca de la prioridad de la EOI para Xàtiva y no para Ontinyent. Por lo que, a tenor de las revelaciones que están aflorando en las grabaciones, es de esperar que la justicia dictamine y actúe en consecuencia, pese a que el daño educativo perpetrado contra los ontinyientins difícilmente se podrá restituir.

    Como informaba la aludida noticia de Paco Cerdá, y pese a que el PP ontinyentí, en esas fechas de 2007, ya se sabía que había conseguido la alcaldía, en la  persona   de Lina Insa, tenemos que Máximo Caturla, y a la vista del contenido que hasta ahora ha trascendido, se sirvió de EOI como moneda de cambio y trueque con Rus. Un canje que, presumiblemente, les iba a dar buenos réditos, desde la obsoleta institución.

    Que Máximo Caturla nunca fue visto, al menos por algunos, como trigo limpio en esta comarca, solo hay que acudir a las hemerotecas. Que tras su repetida elección como diputado por el distrito de Ontinyent, por los alcaldes del PP en la Vall, el ontinyentí damnificado, Filiberto Tortosa, haya callado disciplinadamente, gracias a la recompensa, por Rus, de un pesebre (asesor) en la diputación, es un silencio que Tortosa, “si mes no”, debería romper.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook