Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 05
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA HORA DE REGENERAR LA DEMOCRACIA

    A tenor de las inconcebibles dudas que se vienen abrigando en municipios de la Vall, respecto a la titularidad de sus próximos primeros ediles, no se puede ignorar, bajo ningún concepto, que sus gentes maduras democráticamente han optado por descabezar al partido que ha hecho de la democracia real una mascarada, vacía de contenido, el  PP. Pese a que este partido lo tenía todo a su favor, con la manipulación de los medios y la barrida popular, a nivel nacional, casos como el de Albaida y Ontinyent, sin perder de vista lo que se cuece en la parrilla de electos de l’Olleria, la Pobla del Duc o Llutxent, corroboran lo expuesto. Aquí y ahora no caben posturas ambiguas, porque toca regenerar la maltrecha democracia perpetrada contra sus valores democráticos, por un  PP desnudo de la ética necesaria. Lo que no es óbice, sino que también competerá actuar a los nuevos gobiernos municipales, frente a la abracadabrante crisis económica que acecha.

    Los  votantes de Albaida y Ontinyent, ante la manifiesta degradación democrática ejecutada por los equipos de Beneyto e Insa, optaron el 22M por candidaturas de mayor fuste o confianza democrática, las cuales, si no quieren caer en el mismo descrédito que los populares, tienen la obligación ética y moral de no otorgarles, bajo ningún pretexto, la posibilidad de tomar aire democrático volviendo a empuñar varas de mando, y de ceñirse a los justos y necesarios consensos.

    Mientras el voto de las expectativas democráticas aparece reflejado en partidos diversos, escorados, eso si, hacía la izquierda, el del partido simulador de la democracia se presenta único, y desviado hacia una derecha alejada de la europea, el PP.

    Eso significa que propiciar el necesario cambio de gestión, equivale, inexorablemente, a un cambio político en la dirección consistorial. Dado que el PP rumia que el poder es de su patrimonio, a tenor de lo barajan. En consecuencia los partidos plurales y de sensibilidad democrática deben vacunarse y prepararse para las acechanzas, sin ton ni son muchas veces, de los aparatos bélicos de agitación y propaganda del PP. Los cuales, en esta comarca, van a  ensañarse hasta lo indecible, con los ayuntamiento cuyo color político difiera del PP. Es una estrategia a contemplar, la que ya asoma las orejas, con la inminente demonización y peyorización de  gobiernos  bipartitos o tripartitos, “tan si val”, como ya comenzado a poner de relieve ese veterano periodista, antes ejemplo de buen periodismo y hoy vergüenza de demócratas ontinyentins, que es el apesebrado por esa imputada (para muchos corrupta) que es la cúpula del PP valenciano, el llamado Josele, a través de sus papeles y medios de influencia.

    Y en medio del actual girigall de incertidumbres, Compromís de Ontinyent ha sido el centro  de todas las miradas. Con unos pronunciamientos, a veces ambiguos, que le han dado pie a Insa a sacar pecho y asirse a la alcaldía como a un clavo ardiendo, o en otras mostrarse taxativos, como cuando abogaban ayer, en un comunicado, por un “govern plural, auster, eficaç i transparent”, un pronunciamiento que casa mal con la indefinición de señalar que “la nostra aposta ni és, ni serà un acord amb el PP”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook