Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 26
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA MALA EDUCACIÓN

     El reportaje del sábado 2 de febrero, de esta edición de Levante EMV, acerca de la educación en estas tierras de interior, escrutaba algunas derivas y debe despertar el máximo interés público por su alcance. Toda vez que, en comarcas como la Vall, el nivel educativo y la formación de su ciudadanía joven van a ser claves de futuro, a la hora de afrontar con solvencia el nuevo tiempo en el que estamos inmersos.

    La aludida información estuvo complementada por esa honda radiografía, en materia educativa, que, casi al unísono, ofreció al día siguiente el programa televisivo “salvados”, que conduce Jordi Évole.

    Así tenemos que, según la información aportada por este diario, el gobierno valenciano del PP (el mismo que hace unos días se gastaba casi  5 millones de euros, en su nueva condición de propietario “desficaciat” del Valencia CF, en concepto de intereses por un préstamo bancario), a través de la conselleria de educación, el próximo curso indignará un poco mas la razón de los valldalbaidins, con medidas como “extinguir 21 puestos de trabajo...cebándose especialmente con la educación especial compensatoria”.

    La decisión gubernamental se plasmará en quince especialistas menos en esta área.

    Para mayor escarnio, en lo que atañe a las instalaciones educativas, y tal como ha denunciado el gobierno de Ontinyent, “la Generalitat valenciana no ha llevado a cabo las reparaciones en los centros educativos de la ciudad contempladas en 20 informes técnicos elaborados desde el año 2001”. Y lo mismo sucede en Beniganim, Albaida, etc.

    Es decir que esas teorías educativas que recibieron los docentes, desde la escuela moderna de Ferrer i Guardía, pasando por las innovadoras experiencias educativas, que les sirven de base para su posterior labor profesional, con el notorio incremento de alumnos por aula, finalmente puede que las buenas premisas queden en nada.

    Hay que estar preparados, concienzudamente, tal y como afirmaba en el susodicho “Salvados” Francesc Freixanet, director de la escuela Antaviana, “La Escuela Pública se enfrenta a su momento más difícil”. Hay que elevar la calidad del profesorado, pero también su prestigio. Hacía estos aspectos cabe girar la mirada en la rama de magisterio, la que se imparte en la extensión de la Universidad de Valencia en Ontinyent, que a modo de rearme podría enarbolar las citadas proposiciones como norte de vanguardia. El de encabezar un modelo de renovación como centro especializado.

    Si el deterioro, a través de los recortes, de la atención en la salud pública es inadmisible, otro tanto se colige del detrimento en la educación pública. Ontinyent y comarca precisan, en este periodo de vacas flacas en la economía, que la inversión en educación y formación se incentive,  crezca., se multiplique y diversifique sus opciones. Porque tal y como mostraba el programa de J. Ébole, en referencia al modelo finlandés, “Los profesores luchan por una escuela pública que garantiza la calidad y equidad de oportunidades”. Mientras que por estos pagos, gracias al temerario gobierno que preside M. Rajoy, bañado en el descrédito democrático, la educación pública en vez de estar bien nutrida, no cesa de ser hostigada con toda suerte de desactivaciones educativas. Pervirtiendo, en consecuencia, la necesaria calidad e igualdad social. Una situación insostenible e inadmisible que, junto a las manifestaciones y protestas públicas que se vienen registrando, desde hace algún tiempo, precisaran, por parte de toda la sociedad valldalbaidina, de nuevos pasos reivindicativos, de cara a exigir una reparación y crecimiento de una  normalidad educativa con futuro.

    Porque, a la postre, el envilecimiento que experimenta la democracia española, es consecuencia , ni mas ni menos, que de una mala educación. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook