Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 21
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA MANCOMUNITAT COMO SÍNTOMA DE DECADENCIA

     La decadencia, obviamente la política, y como resultado el desencanto plasmado en los “indingnados”, no cesa por doquier. El caso del que informaba esta edición, respecto a los bandazos protagonizados por el alcalde socialista de el Palomar, para propiciar una presidencia del PP, tras agosto, de cara a la próxima constitución de la Mancomunitat de Municipis, es una buena muestra, y un indicio mas que se suma a la deriva democrática que también se atisba en la Vall. En especial por toda esa suerte de tejemanejes que se adivinan en la sombra para alcanzar la presidencia de la Mancomunitat. La cual, de ahí muchos interrogantes, a priori ofrece escasa carnaza donde hincar el diente..

    Las confabulaciones que se están maquinando, en torno al próximo gobierno de la Mancomunitat, dado el “fifthy-fifthy”, entre el PP y las denominadas fuerzas progresistas,  son inauditas por estos pagos, y solo encuentran su justificación en la alusión que el profesor Joan Romero escribía, hace unos días, haciendo patente: “una quiebra moral sin precedentes”. Donde por intereses mezquinos, razones viscerales y otros afluentes de la traición, no dudan en venderse por un literal plato de lentejas.

    Dicho lo cual conviene abrir múltiples incógnitas que, los políticos referidos, deberían contestar públicamente, ante luces y taquígrafos, con el fin de hacer emerger valores como la transparencia y la participación general, bajo la pena de quedar bañados por la sombra de la duda, caso de persistir en ese horizonte de tinieblas por donde  han merodeado. Así hemos contemplado como mientras alcaldes y ediles del PP, del partido judicial de Ontinyent, han vuelto a demostrar ser unos maleables, apoyando, inauditamente sin rechistar, en un asunto que atañe a la comarca,  y donde están en juego muchas inversiones, la designación como diputado de zona en la diputación al “señorito” Máximo Caturla. A quién, como ya demostró el cuatrienio anterior, en temas como la exhaustiva demora de las obras del puerto de Fontanars dels Alforins, y tantos otros, le importa una higa lo que aquí sucede. ¿Por qué los ediles del PP, que lo han catapultado, no dan la cara y explican, si pueden, las obscenidades que se esconden  tras la máxima “cabotà”, que va en contra de los intereses vall d’albaidins?.

    Sorprendentemente, los populares, o mejor algunos, ponen toda la carne en el asador, en un asunto políticamente menor, como es la dirección consensuada y sin pesebre fijo mensual de la Mancomunitat de Municipis.  Sobre  la cual planea, a la hora de su constitución, la duda de si se podrán aplicar los nuevos estatutos, o tendrán que hacerlo con los anteriores. Para inclinar algún escaño la balanza a favor del PP y obtener la presidencia, presionaron al único edil popular de el Palomar para que este a su vez lo hiciese con el alcalde socialista, Jordi Vila, que deambula en la cuerda floja, y moviera los hilos para que lo designara conseller.  Operación que se saldo al modo del baile yenka, con pasitos adelante y atrás.

    Mientras que otros protagonistas de esta trama de enredo político, también deberán enseñar sus cartas públicamente, Caso del  aún  presidente de la Mancomunitat, Filiberto Tortosa, al pretender que el gobierno ontinyentí actual lo designe conseller, una aspiración licita, para la que está moviendo sus fichas, con el fin de reeditar la presidencia. Un objetivo para el que debería dar explicaciones acreditadas. Como también las deberían dar sus cómplices antinaturales en  dicha maniobra, caso del alcalde de Otos, E. Mira, y el único edil de EU en Ontinyent, M. Ruiz. Empezando por esclarecerle el asunto a sus votantes.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook