Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 12
    Febrero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    LA MANCOMUNITAT FRENADA

    La Mancomunitat frenada
    La reivindicación que la semana pasada escenificaban los alcaldes de la Vall d´Albaida, al reclamarle al Consell, tal i como informaba Levante EMV, “que recupere las líneas de autobús suprimidas”, atisba una Mancomunitat que, como despertando del letargo en el que, aparentemente, anda sumida desde su constitución, urgia, para el caso, “una solución a la ausencia de transporte público entre Ontinyent-Gandía y Gandía-Alcoi”. Lo que evidencia el olvido histórico del gobierno autonómico, tanto entre las comunicaciones entre las comarcas de la costa y las del interior, como en lo que forman el conjunto de las Comarcas Centrales Valencianas. 
    En la reunión de Montixelvo, los representantes municipales esgrimieron un contrastado agravio comparativo, al proclamar que “no somos ciudadanos de segunda categoría, que el transporte público es una necesidad básica, un derecho de la ciudadanía”. Todo lo cual viene a despertar viejas aspiraciones, anestesiadas durante las dos décadas de rosas y corrupción del PP.
    Al margen de esa demanda puntual se empieza a otear un panorama en el ente comarcal representativo, de poca actividad. Ya sea por el talante de su presidente, Vicent Gomar,
    Que le imprime poco dinamismo al gobierno que preside, o por la poca fe que los ediles comarcales parecen profesarle al organismo mancomunado, lo cierto es que ya llevamos medio año del nuevo gobierno y este sigue sin decir esta boca es mía.
    Y mira que temas urgentes para resolver, los hay de sobra. Empezando por el Pla de Minimització de residuos sólidos. Con todo el viento político a favor para estar resuelto en un plis plas. Máxime ahora que hasta FCC, se halla contra las cuerdas, por su colaboración necesaria en casos de corrupción. Una empresa que durante tres quinquenios ha estado litigando contra la Mancomunitat, con el propósito de absorber el Pla de Minimització, convencido0s, al parecer, que esa gestión les pertenecía por la gracia de Dios.
    A día de hoy aún no se sabe si el Premi de Novel.la Erótica, seguirá siendo bianual, como lo pasó el gobierno del PP, o volverá a ser anual como anunciaron los partidos progresistas, cuando el cambio de periodicidad.
    El desinterés empieza a detectarse en entrar a la Web de la Mancomunitat de Municipis valldalbaidina. Y eso que en echar una mirada a las diferentes aéreas de gestión: Promoció de la Cultura, Promoció Econòmica, Turisme, Joventut, Educació i Esport,
    Medi Ambient, UPCCA Drogodependències, Agricultura, etc., se intuye que ahí hay tela que cortar. Inauditamente el silencio informativo se cierne sobre ellas.
    Aunque bien mirado esta noticia publicada en esta edición: “La mitad de los 34 ayuntamientos de la Vall d´Albaida adeudan a la Mancomunitat 2,5 millones de euros”, el pasado 15 de enero, explicaría la inactividad que se cierne sobre el organismo comarcal. Seguramente, a falta de datos oficiales, la deuda histórica que acumuló el ex alcalde del PP de Albaida, Juan J. Beneyto, sigue pendiendo como la espada de Damocles, sobre la cabeza de la Mancomunitat. Con todo al gobierno que preside V. Gomar no debería temblarle el pulso, a la hora de tomar las medidas correctoras que se precisan, con el fin de reducir la deuda a la Mancomunitat, cifrada actualmente en unos 2,5 millones de euros, cantidad suficiente para lastrar el normal funcionamiento de un ente como este.
    Era mucha la faena y los retos que asumieron los nuevos consellers, cuando, el pasado 29 de junio, se constituyó la nueva asamblea de la Mancomunitat. Todos ligados a la cartera del área y servicios que gestiona. Activarse, o no, esa es la cuestión.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook